La Fundación Vithas Nisa inicia una campaña de protección solar en los colegios

Campaña protección solarCampaña protección solar

02/05/2017

La Fundación Hospitales Vithas Nisa en colaboración con Bioderma ha iniciado una campaña de concienciación sobre la protección solar a los niños y niñas de primaria de Valencia. La iniciativa, liderada por el Dr. Vicent Alonso, dermatólogo experto en dermatología pediátrica del Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre y su equipo, surge al advertir en repetidas ocasiones en consulta   la poca concienciación que existe todavía en relación con los peligros de una exposición prolongada y sin la suficiente protección frente al sol.

Está demostrado científicamente que las quemaduras solares durante la infancia son un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer cutáneo en la edad adulta. En ese sentido, los expertos aseguran que debemos consultar al dermatólogo en caso de cualquier cambio de coloración, forma o tamaño de los lunares para realizar una correcta detección precoz del cáncer de piel y el melanoma.

Por tanto:

  • Es muy importante que los NIÑOS NUNCA SE QUEMEN AL SOL.
  • Los niños menores de 2 años no deberían exponerse directamente de forma continuada al sol (y se deben extremar las precauciones en menores de 6 meses).
  • Debe evitarse la exposición solar en las horas centrales del día entre las 12 y las 17 horas.

 

¿Cuáles son las medidas de fotoprotección?

Físicas: ropa con tejidos adecuados para la fotoprotección efectiva. Gorra/sombrero, gafas de sol homologadas y sombrilla

Fotoprotectores

¿Qué debemos saber sobre el uso de las cremas fotoprotectoras en niños?

– Deben tener un nivel de protección alta o muy alta (SPF 30 o 50+)

– Deben emplearse filtros físicos o minerales, ya que, aunque son menos cosméticos, producen menos dermatitis de contacto.

– Debe aplicarse una cantidad suficiente (2 mg/cm2) en las zonas no cubiertas por la ropa.

– Su aplicación debe hacerse media hora antes de la exposición y renovarse cada 2 horas, tras el baño o si se suda (aunque sean “resistentes al agua”).

– Su uso no debe ser un pretexto para prolongar el tiempo de exposición solar, sino que protegen la piel durante un período de tiempo limitado.

– También deben usarse en los días nublados, ya que la radiación ultravioleta atraviesa la capa de nubes.

– El agua, la arena y la nieve reflejan los rayos solares; por tanto, en estas circunstancias habrá que emplear índices de protección más altos.

– Es imprescindible su uso en todas las actividades al aire libre (campo, montaña, piscina, playa, ciudad).

– No deben emplearse en menores de 6 meses.

secciones: dermatología