Histerosonosalpingografía y ecografías 3D eliminan la radiación en pruebas diagnósticas ginecológicas

ecografía 3 d

18/04/2017

Los extraordinarios avances en la ecografía producidos en los últimos años han permitido ir más allá de la mera exploración en dos dimensiones del útero y los ovarios.

La Unidad de Ecografías del Hospital Nisa 9 de Octubre dispone de ecógrafos con sondas abdominales y vaginales tridimensionales de alta resolución que permiten obtener una imagen fidedigna de la morfología uterina.

“Este hecho”, explica la Dra. Mayte Izquierdo, responsable de la unidad, “es de especial relevancia en casos de esterilidad pues, en ocasiones, la infertilidad o esterilidad se asocian a estos problemas”.

Hasta ahora el único método para realizar esta valoración era la resonancia magnética, una técnica que consigue imágenes espectaculares pero que conlleva incomodidad para el paciente. “Se trata de una exploración en una cámara cerrada, además de tener un elevado coste”, aclara la Dra. Izquierdo. Rápido y sin radiación. Las imágenes obtenidas con la reconstrucción 3D de la superficie uterina son totalmente comparables a las de la resonancia y numerosos estudios han avalado la concordancia en los hallazgos de una y otra.

“Sus ventajas son la sencillez, inocuidad, rapidez y facilidad de realización”. Suelo pélvico. Otra importante aplicación de la ecografía 3D es la aportación de información com- plementaria en el estudio de la incontinencia y el suelo pélvico. En este sentido, permite valorar alteraciones del diafragma urogenital así como evaluar la correcta posición de las mallas que se utilizan en la cirugía de esta zona.

Los ultrasonidos permiten visualizar tanto el útero como los ovarios con mucha precisión pero no son capaces de apreciar la normal configuración de las trompas. En casos de esterilidad es muy importante valorar la permeabilidad tubárica pues, si las trompas están obstruidas, el embarazo por medios naturales no es posible.

“Hasta ahora disponíamos de una técnica radiológica que era la histerosalpingografía (HSG) consistente en la introducción de un medio de contraste yodado para después realizar varias radiografías que demuestran si el contraste pasa o no a través de la trompa”, explica la Dra. Izquierdo. En la actualidad se ha conseguido, mediante el uso de la ecografía, una exploración de precisión comparable a la HSG.

La prueba consiste en la utilización de un gel que permite ver, en tiempo real, su trayectoria desde el cuello del útero hacia las trompas. Esta nueva técnica, totalmente inocua, se llama histerosonosalpingografia (HSSG) y tiene como ventajas su sencillez, la reducción de las molestias, la valoración de útero y ovarios en la misma exploración, el evitar la irradiación y la posibilidad de utilizarlo en pacientes alérgicas a contrastes con total seguridad.