Alzheimer: “Su rostro es el mismo, pero él ya no está”

01/06/2009

España está mayor: seis millones de hombres y mujeres supera los 65 años. Entre ellos, más del 10% sufre Alzheimer; la cifra se dispara a un 40% entre los octogenarios. Desde las asociaciones de enfermos se alza la voz de alarma: en los próximos veinte años el mal de Alzheimer se convertirá en la enfermedad de mayor incidencia social y económica.

En la Comunidad Valenciana más de 400.000 personas sufren el mal de Alzheimer.

En la Comunidad Valenciana más de 400.000 personas sufren el mal de Alzheimer.

Pérdida progresiva de la memoria, sobre todo para recuerdos recientes como números de teléfono, nombres propios o encargos, alteraciones en el lenguaje, desorientación en casa y facilidad para perderse en lugares conocidos, cambios bruscos en el estado de ánimo… son los primeros síntomas del Alzheimer, enfermedad neurodegenerativa responsable del 70% de las demencias en mayores.

EL DIAGNÓSTICO

“Hágase a la idea de que su madre ya no está, su físico es el mismo sí, pero ya no es la persona que usted conoce”. El diagnóstico cayó como un jarro de agua fría. Era sólo el principio de un largo camino de sentimientos encontrados, alteraciones no siempre positivas en la unidad familiar, agotamiento físico y mental… pero también de mucho amor, cariño y toneladas de paciencia. Hace nueve años María Teresa Hernández supo que su madre, de 85 años, padecía Alzheimer; desde hace cinco cuida personalmente de ella. “Al principio fue muy duro”, recuerda Teresa, “estos enfermos pueden tener facetas agresivas difíciles de entender, por otra parte, es fácil que la persona al cargo transmita nerviosismo… y claro, el ambiente familiar se resiente, y por supuesto la relación de pareja cambia por completo”.

EL “CUIDADOR”

La dependencia total que alcanzan los enfermos de Alzheimer explica el alcance social de la enfermedad. Y es que, tan importante es cuidar al enfermo como a la persona que está a su cargo; el consejo y apoyo psicológico es fundamental. “El cuidador necesita apoyo psicológico para aceptar la realidad, tomar decisiones y solucionar problemas a medida que surgen”, explica Belén Alonso, psicóloga de la Asociación de Familiares de enfermos de Alzheimer de Valencia (AFAV). “En el día a día de un familiar cuidador se entremezclan continuamente sentimientos por lo general negativos, como la tristeza, la desesperación, la irritabilidad, la preocupación, la culpa… Además de los sentimientos, se añaden otros problemas como el estrés, la sobrecarga, el cambio de rol, el abandono de las relaciones sociales, la ansiedad y depresión, un alto consumo de psicofármacos, las dificultades económicas…”. Para Teresa, el respaldo psicológico ha sido fundamental. “Alguien tiene que enseñarte a cuidarte y a salvaguardarte de lo que te viene encima”. En este sentido, Belén Alonso destaca la importancia de que el cuidador se cuide a sí mismo y satisfaga sus necesidades de descanso, ocio y apoyo emocional, pues “va estar cuidando mejor a su familiar porque va a disponer de más energía y de recursos físicos y psicológicos”.

EL DETERIORO

Pero el apoyo psicológico es también determinante en la evolución misma de la enfermedad. “En el caso del enfermo”, explica Belén Alonso, “este apoyo se centra en lo que se conoce como terapias de estimulación cognitivas, que tratan de preservar el mayor tiempo posible las funciones intelectuales”. Teresa recuerda cómo, en las primeras fases de la enfermedad y guiada por los psicólogos de AFAV, se esforzaba porque su madre siguiera haciendo cualquier actividad que todavía pudiera: coser, doblar ropa, fregar…

Además de preservar en la medida de lo posible las capacidades intelectuales, las terapias cognitivas van a evitar la desconexión con el entorno y a fortalecer las relaciones sociales, van a dar seguridad, a incrementar la autoestima y la autonomía personal. En este sentido, Belén Alonso destaca la importancia de incidir en estas terapias en las fases iniciales de la enfermedad, “puesto que es cuando se va a obtener el máximo beneficio”.

MUERTE DE NEURONAS

El Alzheimer consiste en la muerte de determinadas neuronas de la corteza cerebral de manera progresiva a lo largo de los años que dura la enfermedad. El porqué de esa muerte neuronal todavía no se sabe con certeza, pero sí se sabe que afecta a las neuronas responsables de la memoria declarativa que permite recordar hechos en el tiempo y en el espacio, desarrollar actividades diarias, percibir el cuándo y el dónde uno está; son también las responsables del lenguaje y de, en general, el comportamiento y la personalidad.

Paciencia, cariño y una buena dosis de imaginación capaz de dar respuestas rápidas a quien ha perdido toda capacidad de esperar son, para Teresa Hernández, fundamentales para cuidar a un enfermo de Alzheimer. Sabe de lo que habla.

Estudio PET en Alzheimer. En la imagen de la izquierda metabolismo cortical cerebral de un sujeto sano. En la imagen de la derecha, puede observarse la disminución que experimenta en un paciente con enfermedad de Alzheimer.

Estudio PET en Alzheimer. En la imagen de la izquierda metabolismo cortical cerebral de un sujeto sano. En la imagen de la derecha, puede observarse la disminución que experimenta en un paciente con enfermedad de Alzheimer.

LA PET EN EL DIAGNÓSTICO DEL ALZHEIMER

La tomografía de emisión de positrones (PET) cumple un importante papel en la enfermedad de Alzheimer (E.A.), tanto en el campo diagnóstico como en la monitorización de la evolución de la enfermedad y en la valoración de la eficacia terapéutica. Esta técnica de diagnóstico neurofuncional permite visualizar un patrón metabólico característico de la EA que consiste en una disminución del metabolismo cortical cerebral temporoparietal bilateral. También es posible realizar “in vivo” el diagnóstico positivo de la EA mediante la PET utilizando productos que marcan las placas amiloides que son la causa del deterioro cognitivo en la EA.

El Hospital Nisa 9 de Octubre fue pionero en la Comunidad Valenciana, y uno de los primeros de España, en la utilización de la tecnología PET, que supuso una auténtica revolución en el campo del diagnóstico por imagen. En la actualidad, este centro Nisa cuenta con dos equipos PET.

secciones: neurología