Chequeos médicos: minimizar los factores de riesgo

01/03/2008

A través de tratamientos personalizados, los chequeos médicos evitan sorpresas desagradables que menoscaben, no sólo la salud, sino también la calidad de vida del paciente. Es, sin duda, una de las fórmulas más acertadas de diagnóstico precoz.

Estrés. Los ritmos de vida acelerados pueden acabar relegando la salud a un peligroso segundo plano.

Estrés. Los ritmos de vida acelerados pueden acabar relegando la salud a un peligroso segundo plano.

Es de sobra sabido que cualquier sistema o utensilio fruto de la ingeniería precisa un correcto mantenimiento. Los fabricantes avisan: no espere nunca a que aparezca el problema, pues la solución será sin duda más costosa; hay que pasar por las revisiones pertinentes.

El cuerpo humano es la mayor obra de ingeniería nunca creada. Y, sin embargo, pocos son los que anticipan una «revisión» a la aparición del problema, es decir, de un determinado síntoma.

«Es del todo aconsejable utilizar periódicamente los medios que tenemos en Medicina Preventiva para evitar fallos en nuestra maquinaria«, afirma el Dr. José Manuel Rojas Marcos, responsable del Servicio de Medicina Preventiva y Unidad de Chequeos del Hospital Nisa Sevilla-Aljarafe. «Los chequeos médicos», prosigue el Dr. Rojas Marcos, «analizan nuestro organismo valorando los posibles factores de riesgo que tenemos, diseñando unas pruebas concretas, tratando de minimizar el daño que podamos sufrir y el desgaste diario que padecemos, buscando, en definitiva, aportar soluciones para tener una vida saludable». En este sentido, los chequeos funcionan como una de las fórmulas más completas para la prevención de enfermedades o su diagnóstico precoz con la intención de facilitar la información necesaria para, en caso necesario, administrar al paciente un tratamiento para lesiones o enfermedades que por encontrarse en estadíos iniciales, gozan de unas buenas expectativas de curación.

El doctor  Rojas-Marcos es el responsable de la Unidad de Chequeos del Hospital Sevilla-Aljarafe.

El doctor Rojas-Marcos es el responsable de la Unidad de Chequeos del Hospital Nisa Sevilla-Aljarafe.

RECONOCIMIENTO PERSONALIZADO

En el Hospital Nisa Sevilla-Aljarafe, los chequeos son distintos para cada paciente: primero se realiza una consulta evaluadora y, en función de los datos obtenidos, se confecciona el reconocimiento.

«Normalmente», detalla el Dr. Rojas-Marcos, «en una mañana se pueden realizar todas las exploraciones y pruebas complementarias solicitadas, terminando la sesión aproximadamente a las 17 horas».

Con todas las pruebas realizadas y con los resultados de las mismas, se programa otro día, si es preciso, para la valoración de las mismas, explicándoselas al reconocido/a detenidamente, realizando las recomendaciones pertinentes sobre fármacos, periodicidad, necesidad de consultar con otro especialista, etc.

ESTUDIOS

Independientemente de las pruebas específicas que cada paciente requiera, los chequeos médicos se centran en el estudio de distintas áreas.

La primera de ellas, se centra en el diagnóstico biológico avanzado a través de un estudio analítico clínico que presenta particularidades dependiendo de si el paciente es hombre o mujer.

La segunda se encarga del diagnóstico por imagen: estudio radiográfico de tórax, TAC abdominopélvico y, en mujeres, mamografía bilateral, son algunas de las pruebas que se realizan en esta fase del chequeo.

Teniendo en cuenta que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo, por encima incluso del cáncer, no es de extrañar que el estudio cardiovascular merezca especial atención en todo chequeo médico. El electrocardiograma basal o el estudio ECG dinámico mediante una prueba de esfuerzo son algunas de las pruebas diagnósticas que pueden desvelar información de vital importancia para saber cómo está funcionando el corazón.

PREVENCIÓN

La conveniencia de someterse a un chequeo es, según el Dr. Rojas-Marcos, independiente de la edad o sexo de la persona. «Todo debe abedecer a una lógica, por razones de edad o por patología pre-existente». Pese a ello, reconoce, «es cierto que, a partir de los 50 años, es aconsejable realizar un chequeo anual; entre 30 y 49 lo ideal sería cada dos años». Una pauta de la periodicidad aconsejada para cada caso es un reconocimiento inicial, ya que en función de los problemas detectados se establecerán revisiones periódicas.

El ritmo de vida acelerado, las prisas y un sinfín de obligaciones acaban arrinconando el cuidado de la salud a un imprudente segundo plano. La prevención es, sin duda, la mejor medida para evitar enfermedades que menoscaben la calidad de vida; los chequeos médicos son un buen aliado para cuidar la salud desde la prevención.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERAATENCIÓN ESPECIAL AL CORAZÓN

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo y, en contra de lo que muchos creen, afecta por igual a hombres y mujeres; de cada diez muertes, tres se producen por un corazón que ha dejado de funcionar correctamente.

Las causas más comunes de las cardiopatías son los llamados «efectos de riesgo modificables», es decir: dieta malsana, ausencia de actividad física y consumo de tabaco. Estos factores de riesgo son los responsables exclusivos del 80% de los casos de cardiopatía coronaria -enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardíaco (miocardio)- y la enfermedad cerebrovascular. Este dato lleva a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a afirmar que «ocho de cada diez muertes prematuras por cardiopatía y accidentes vasculares cerebrales podrían evitarse con una dieta saludable, actividad física regular y abandono del consumo de tabaco». Desde esta misma entidad se recomienda evitar la inhalación activa o pasiva de humo de tabaco, consumir una dieta rica en frutas y verduras que discrimine los alimentos ricos en grasas, azúcares y sal, mantener un peso saludable y realizar ejercicio físico.

Los chequeos médicos, sobre todo en personas que engloban lo que la OMS denomina «población de riesgo», son una medida más de prevención frente a las devastadoras consecuencias que puede desencadenar la enfermedad cardiovascular.

secciones: medicina preventiva