Dermatoscopia digital: última tecnología diagnóstica del cáncer de piel

Dermatoscopia digital: última tecnología diagnóstica del cáncer de piel16/07/2015

La dermatoscopia digital es hoy en día la técnica más precisa y sencilla en el diagnóstico precoz del cáncer de piel.

Recientemente, el Hospital Nisa Sevilla Aljarafe ha adquirido un equipo dermatoscópico de última generación, que se suma a los que ya funcionan en los hospitales Nisa Pardo de Aravaca y 9 de Octubre.

En los últimos años, la supervivencia en torno al cáncer de piel ha mejorado. Esta mejora, sin embargo, no responde a mejoras en su tratamiento -que apenas las hay-, sino al aumento de los diagnósticos precoces. La población se ha concienciado de la importancia de protegerse frente al sol y de vigilar las manchas en la piel -en las que se origina la enfermedad- lo que produce un aumento de diagnósticos en fases iniciales y una mejora sustancial en la supervivencia. Los tumores pequeños son fácilmente tratables y curables, mientras que un melanoma en fase avanzada puede ser mortal.

En este sentido, todo apunta a que, en la lucha contra el cáncer de piel, y dejando al margen la importancia de la prevención (a la exposición solar, sobretodo) el diagnóstico precoz es fundamental.

SEGUIMIENTO EN EL TIEMPO

Recientemente, el Hospital Nisa Aljarafe de Sevilla ha puesto en marcha una Unidad de Dermatoscopia Digital equipada con la última tecnología para el estudio de las lesiones pigmentadas. Se trata de un equipo de última generación que permite la toma de mapas corporales, donde se registran todos los nevus. Posteriormente se toman imágenes dermatoscópicas de todas las lesiones pigmentadas atípicas y que deben ser vigiladas.

“Todas las imágenes son almacenadas protegiendo la privacidad del paciente y son comparadas en las siguientes revisiones para detectar mínimos cambios”, explica la Dra. Gracia del Río, responsable de la Unidad de Dermatoscopia Digital del Hospital Nisa Sevilla Aljarafe.

El registro de imágenes es especialmente útil en pacientes con gran cantidad de lunares y/o antecedentes de cáncer de piel. Su control digitalizado confiere una mayor seguridad en el seguimiento y diagnóstico precoz. Además, el seguimiento mediante macro y microfotografías permite evitar la extirpación de nevus, si estos no cambian o presentan datos de alarma.

secciones: dermatología