Diagnosticar el síndrome de Down y otras trisomías con un análisis de sangre

Embarazada

22/10/2013

Saber si su futuro bebe está sano es una de las principales preocupaciones de las mujeres embarazadas. Sin embargo, algunos test de diagnóstico prenatal aunque fiables, conllevan un determinado riesgo para el embarazo.

DIAGNÓSTICO CON UN SIMPLE ANÁLISIS DE SANGRE

Para ayudar a estas mamás, Hospitales Nisa ha implantado en todos sus centros la prueba no invasiva Harmony Test capaz de detectar, con un análisis de sangre, las alteraciones de los 5 cromosomas responsables del 95% de las anomalías cromosómicas en el feto. Este test es el método prenatal no invasivo más completo del mercado y con mayor aval científico internacional. Evalúa el riesgo de anomalías cromosómicas fetales (aneuploidías, en términos médicos) más frecuentes, midiendo la cantidad relativa de ADN fetal en la sangre materna, lo que permite en algunos casos evitar la obtención de muestra de líquido amniótico o vellosidades coriales que suponen un riesgo para el feto. A partir de las semana 10. Harmony test está indicado en cualquier embarazo único (incluidos los casos fruto de una donación de óvulos) y embarazos gemelares (2 fetos, excluyendo los casos de ovodonación), a partir de la décima semana de gestación. Alrededor del 50% de las alteraciones cromosómicas que se detectan en un recién nacido  tienen relación con la presencia de un cromosoma extra, como en el caso de las trisomías, un tipo de aneuploidía que se produce por la presencia de tres copias de un cromosoma en lugar de las dos habituales.

DETECCIÓN DE SÍNDROME DE DOWN Y OTRAS TRISOMÍAS

Esta prueba garantiza elevados índices de detección de las trisomías más frecuentes, como en el caso de T21 o Síndrome de Down cuya tasa de detección es superior al 99%, el T18 o Síndrome de Edwards superior al 98% o el T13 o Síndrome de Patau que se detecta en ocho de cada diez casos. Además, permite detectar sin riesgo para el feto, el sexo del bebé así como posibles aneuploidías de los cromosomas sexuales. Las aneuploidías de estos 5 cromosomas (21, 18, 13, X e Y) son responsables de hasta el 95% de las anomalías cromosómicas detectadas en diagnóstico prenatal, lo cual convierte a este test en el más completo del mercado actualmente.