Duplicar la supervivencia en metástasis cerebrales gracias a la radiocirugía

01/12/2008

Los enfermos oncológicos con metástasis cerebrales no son casos terminales. Reunidos en Murcia, expertos en radiocirugía de toda España así lo demostraron, con datos en la mano, en el XI Congreso de la Sociedad Española de Radiocirugía.

Tumores no craneales. Además de su aplicación en metástasis cerebrales, la radiocirugía viene aplicándose desde 2001 para tratar cánceres de pulmón, metástasis de columna y metástasis hepáticas.

Tumores no craneales. Además de su aplicación en metástasis cerebrales, la radiocirugía viene aplicándose desde 2001 para tratar cánceres de pulmón, metástasis de columna y metástasis hepáticas.

El XI Congreso de la Sociedad Española de Radiocirugía -entidad que preside el Dr. Larrea, del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo- ha servido, una vez más, para que los más prestigiosos expertos en radiocirugía hagan oír su voz. Se puede decir más alto, pero no más claro: más del 20% de los enfermos de cáncer desarrolla metástasis cerebrales; la expectativa media de vida para estos pacientes es de seis meses con tratamiento convencional; con radiocirugía, la supervivencia global se duplica y sobrepasa los doce meses; dos de cada diez enfermos seguirá vivo pasados dos años. Y sin embargo, el desconocimiento de la técnica, incluso entre los propios médicos, hace que, inexplicablemente, de más de 6.000 enfermos que podrían beneficiarse cada año de esta técnica, tan sólo unos cientos reciben el tratamiento. “Todavía hoy muchos facultativos que consideran que la aparición de dos o más metástasis cerebrales es una situación incurable, de pronóstico irreversible y terminal. Sin embargo los pacientes que sufren una o varias metástasis cerebrales están siendo tratados con gran éxito mediante la radiocirugía en los hospitales más avanzados de casi todas las comunidades autónomas”, comenta el Dr. Larrea.

Hasta la aparición de la radiocirugía la opción de tratamiento para las metástasis cerebrales era la radioterapia de todo el cerebro a dosis paliativa -asociada en las mejores ocasiones a la cirugía cuando eran lesiones únicas- en zonas accesibles y con pacientes con un buen estado general de salud.

El tratamiento con radiocirugía no requiere intervención quirúrgica, como apunta el doctor Larrea: “A pesar de ser una terapéutica compleja de alta tecnología, la radiocirugía es una técnica ambulatoria que no requiere incisiones ni anestesia general. El procedimiento total de tratamiento dura una media jornada y el paciente puede volver a su actividad normal al día siguiente de la intervención, además de efectivo resulta sencillo y cómodo para el paciente, siendo tratado con máxima precisión y garantía de calidad”.

El tratamiento suele efectuarse con el paciente despierto y, en general, no dura más de treinta o cuarenta minutos, tras el proceso de localización y simulación. Se realiza siempre una resonancia magnética con contraste , utilizando un sistema de estereotaxia cerebral. Después, en un ordenador se tratan esas imágenes y se simula el paso de las radiaciones hacia la lesión en cuestión, evitando que atraviesen órganos sensibles o de “riesgo”, tales como los ojos, las vías ópticas o el llamado tronco cerebral.

OTRAS LESIONES

La radiocirugía se ha desarrollado en el cerebro debido a que es un órgano que no está en movimiento, lo que permite la sujeción del cráneo para el tratamiento. Sin embargo, como explica el Spiegelmann, presidente de la Sociedad Internacional de Radiocirugía Estereotáxica, su aplicación se está desarrollando fuera de esa sujeción (radiocirugía estereotáctica), y ya se pueden tratar lesiones en la columna, los pulmones, los órganos intraabdominales y, “dentro de poco incluso el corazón”. En este sentido, cabe destacar que el Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo lleva desde 2001 aplicando la radiocirugía en lesiones tumorales no craneales, situándose así a la cabeza de los centros que han apostado por este tratamiento como alternativa eficaz en la lucha contra el cáncer de pulmón, metástasis de columna y metástasis hepáticas.

EL HOSPITAL NISA VIRGEN DEL CONSUELO, REFERENTE NACIONAL

La Junta Directiva de la Sociedad Española de Radiocirugía acreditó recientemente por su nivel de máxima calidad y excelencia a once centros de tratamiento radioquirúrgico en España para el uso de esta técnica. El Hospital Nisa Virgen del Consuelo es uno de ellos y el único de Valencia. La acreditación valida que sus profesionales, médicos neurocirujanos, oncólogos radioterapeutas, físicos hospitalarios y neurorradiólogos, tienen una larga experiencia en tratamientos de radiocirugía cerebral con más de 150 casos realizados.

Hospital Nisa Virgen del ConsueloTambién valida que los equipamientos de estos centros son de muy alta precisión, que están perfectamente mantenidos y que la radiocirugía se realiza habitualmente en más de 30 tratamientos al año, para asegurar el adecuado nivel de entrenamiento del equipo de especialistas al año.

Este plan de acreditaciones ha sido realizado para ofrecer la máxima calidad de tratamiento a los pacientes españoles, ya que la radiocirugía es una técnica para el tratamiento de metástasis cerebrales, meningiomas, neurinoma del acústico, neuralgia del trigémino, etc. y dada las características de alta tecnología y gran dificultad debe estar garantizada su correcta realización a todos los pacientes.

La Sociedad Española de Radiocirugía puso en marcha este laborioso plan de acreditación de facultativos y centros hospitalarios para la aplicación de esta técnica hace un año y medio. El objetivo del mismo es facilitar a los pacientes el acceso a la radiocirugía en las más óptimas condiciones.

El acreditación de la Sociedad Española de Radiocirugía, además de avalar la experiencia y la calidad tecnológica del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo, supone un reconocimiento a la contínua labor de investigación de su equipo en aras a ofrecer en todo momento a sus pacientes los últimos avances, e incluso a desarrollar su propio software aplicado al tratamiento, herramientas informáticas que por su eficacia han sido adquiridas por otros centros hospitalarios.

Recientemente, el Hospital Nisa Virgen del Consuelo ha comenzado a aplicar un novedoso tratamiento para el cáncer de mama: la irradicación parcial acelerada para pacientes previamente intervenidas quirúrgicamente. Su principal aportación es el logro de iguales resultados que las sesiones convencionales de radioterapia pero con en un tiempo cinco veces menor.