Ecocardiografía 3D en tiempo real

01/06/2007

DR. VALLS / HOSPITAL NISA 9 DE OCTUBRE

El nuevo equipo de ecocardiografía 3D adquirido por el Servicio de Cardiología del Hospital Nisa 9 de Octubre maximiza las posibilidades diagnósticas de este tipo de exploraciones cardíacas. Más allá de utilidades estéticas y visuales, la precisión que aporta la ecocardiografía 3D facilita una mayor información pronostica que mejora los resultados de posteriores opciones terapéuticas.

La mejora en la información facilita un mejor diagnóstico.

La mejora en la información facilita un mejor diagnóstico.

Hemos incorporado al Servicio de Cardiología un nuevo equipo de ecocardiografia 3D en tiempo real, siendo uno de los primeros en funcionamiento en nuestra comunidad, con el ánimo de aportar información adicional en los exámenes de Ecocardiografía, que redundará en la atención de nuestros pacientes.

Aunque la técnica ultrasónica en tres dimensiones (3D) comienza a principios de 1960, su aplicación a la cardiología tiene lugar unos doce años después. En aquellos momentos la tecnología de los transductores y de los microprocesadores así como el almacenamiento y tratamiento de las imágenes era muy limitada, siendo pues una tecnología en fase investigación y desarrollo. A comienzos de 1990 se desarrolla el primer equipo de Eco 3D en tiempo real, capaz de adquirir datos volumétricos. Desde entonces tanto la tecnología de los transductores como la de los microprocesadores, ha evolucionado con gran rapidez, actualmente disponemos de transductores ultrasónicos matriciales con 2.700 microcristales, microprocesadores con gran rendimiento computacional que nos permiten adquirir datos volumétricos y reconstrucción de imágenes con adecuada velocidad, asimismo disponemos de sistemas de almacenamiento eficaces, todo ello ha contribuido a que la Eco 3D en tiempo real, pase a ser, de una técnica tediosa, que requería tiempo en la obtención de las imágenes y en el análisis off-line, a una tecnología con aplicación clínica práctica, con seis latidos se puede hacer la reconstrucción volumétrica con visualización 3D en movimiento, permitiendo mejor resolución temporo-espacial y mejor definición de la anatomía cardiaca y de los bordes endocárdicos. Asimismo, la incorporación del Doppler codificado color y el Doppler tisular con la herramienta 3D, han hecho que la ecocardiografía tridimensional en tiempo real, pase a ser una herramienta útil en la práctica de la cardiología actual.

PRÁCTICA GENERALIZADA

Actualmente esta técnica comienza a estar asentada, aportando indudables ventajas respecto a los métodos de ecocardiografía convencional, habiéndose incorporado dicha tecnología a muchos laboratorios de ecocardiografía que están aplicando dicha tecnología en distintos campos de la cardiología en su práctica habitual de trabajo.

Hasta la fecha, hay numerosas publicaciones, tanto en revistas de cardiología, como de ultrasonidos e incluso de cirugía cardíaca, indicando que las ventajas de este sistema van más allá del aspecto estético, habiendo sido demostrada su utilidad en la cuantificación del volumen ventricular, en el cálculo automático de la fracción de eyección, en el análisis regional de la contractilidad segmentaria; en el análisis de la morfología y función de la válvula mitral, tanto en la valoración de la estenosis como de la insuficiencia, con vistas a cirugía reparadora, al permitirnos observar todo el aparato mitral en movimiento.

Además la incorporación del Doppler color en 3D, nos ayudará a cuantificar mejor el grado de insuficiencia; en la detección y cuantificación de cortocircuitos; en las anomalías del retorno venoso pulmonar; en la valoración de la válvula aórtica y tricúspide, en la valoración de la disincronía y de la resincronización ventricular; en el estudio del volumen auricular izquierdo y su función; en los estudios de ecocardiografía de estrés con Dobutamina e incluso en el análisis de la perfusión miocárdica con contraste.

MAYOR PRECISIÓN DIAGNÓSTICA

Esta técnica va a suponer un salto cuantitativo y cualitativo importante dentro de las técnicas ultrasónicas que usamos en cardiología, quizás llegue a tener la misma transcendencia como fue en su momento el paso del ecocardiograma en modo M unidimensional al 2D bidimensional.

La incorporación de la Eco 3D en tiempo real, a la exploración ecocardiográfica habitual, va a aportar mayor precisión diagnóstica, más información pronostica y mejoría en las opciones terapéuticas de nuestros pacientes, en la clínica práctica.

secciones: cardiología