El cáncer de pulmón: un diagnóstico complicado

Importancia de dejar de fumar en el lucha contra el cáncer de pulmón

14/04/2015

El de pulmón es el cáncer que más mata. De los 7,6 millones de personas que cada año mueren por cáncer, 1,3 ha padecido un cáncer de pulmón. En España, cada media hora alguien muere víctima de esta enfermedad.

Las células de este tipo de tumores tienen especial facilidad para desprenderse y propagarse a otros órganos y, así, el 50% de los pacientes padece metástasis en el momento del diagnóstico. El hecho, por otra parte, de que la enfermedad no manifieste síntoma alguno en sus estadíos iniciales, complica extraordinariamente el diagnóstico precoz, vital para el éxito en la lucha contra el cáncer de pulmón.

Tos que no cede con tratamiento sintomático, expectoración sanguinolenta, disnea o sensación de falta de aire, dolor torácico, disfonía o cambios en la voz, disfagia o sensación de comida detenida a mitad del tórax o caída repentina de los párpados son algunos de los síntomas que delatan la presencia de un tumor pulmonar.

Cabe destacar que el 90% de los cánceres de pulmón son consecuencia directa del consumo de tabaco. Uno de cada dos fumadores muere como consecuencia de su hábito de fumar y el 50% fallece precozmente (antes de los 65 años). La esperanza de vida de un fumador es entre diez y quince años menor que la de un no fumador.

Sin embargo, la relación maldita entre el tabaquismo y el cáncer de pulmón puede romperse: el riesgo a padecer la enfermedad es el mismo entre no fumadores y ex-fumadores que lleven al menos quince años sin encender un cigarrillo.

Fuente:
Asociación Española Contra el Cáncer

secciones: oncología