El Dr. Gastaldi idea una nueva técnica quirúrgica para la inestabilidad de cadera

bailarina cadera18/02/2016

El Dr. Pablo Gastaldi, traumatólogo del Hospital Nisa 9 de Octubre, supera las limitaciones quirúrgicas en el tratamiento de la rotura del ligamento redondo que provoca la inestabilidad de la cadera.

Las lesiones del ligamento redondo afectan de manera especial a pacientes jóvenes y adultos mayores que desarrollan una actividad física continua.

El ligamento redondo es muy similar al ligamento cruzado anterior de la rodilla. Ubicado en el interior de la cadera, está adherido a la cabeza del fémur y el acetábulo o copa. Estudios recientes apuntan que cumple una función estabilizadora de la cadera, ayudando así a prevenir luxaciones y que la cadera se salga de su lugar.

Tradicionalmente, y una vez desechados tratamientos conservadores por ineficaces, la opción quirúrgica no siempre alcanzaba los resultados esperados. “Los sistemas de fijación comprometían en muchos casos la vascularización de la pelvis”, explica el Dr. Pablo Gastaldi, traumatólogo del Hospital Nisa 9 de Octubre.

Unos resultados quirúrgicos cuestionables, unido a la dificultad de establecer un diagnóstico certero de inestabilidad de cadera, han limitado las intervenciones del ligamento redondo.

Ahora, y gracias a la creación de un innovador sistema de fijación, “podremos dar solución a este tipo de lesión, que limita considerablemente los movimientos de la cadera”, asegura el Dr. Pablo Gastaldi.

NOVEDAD QUIRÚRGICA

El Dr. Pablo Gastaldi ha ideado un sistema de fijación sólida que supera las soluciones convencionales, centradas en la utilización de suturas, y que se saldaban con grados de fijación mejorables. La intervención se realiza mediante artroscopia.

“Realizamos una plastia del ligamento roto. Para ello, lo sustituimos por un tendón del propio paciente. Con la realización de un túnel que recorre la cabeza del fémur hasta el acetábulo –hacia el isquión- logramos una vía por la que pasar el tendón, que queda fijado mediante un tornillo interferencial no metálico”.

La principal novedad de esta intervención radica en la elección de la zona acetabular como punto de anclaje para garantizar una fijación más sólida y segura.

Tras la intervención, el paciente precisa someterse a un proceso rehabilitador que ronda los cuatro meses.

DEPORTISTAS

Las lesiones del ligamento redondo afectan de manera especial a pacientes jóvenes y adultos mayores que desarrollan una actividad física continua. Deportes y actividades como el futbol, el running sobre todo de montaña, las artes marciales, el ballet o, más recientemente, el crossfit, que precisan de flexiones, rotaciones repetitivas de cadera e hiperabducciones, son más propensas a desancadenar lesiones en el ligamento redondo de la cadera. 

SÍNTOMAS

Los síntomas de una lesión en el ligamento redondo de la cadera son entre otros:

> dolor anterior de cadera

> dolor inguinal

> dolor en la nalga

> sensación de que la cadera se sale