El pie plano

JAVIER FERRER / PODÓLOGO HOSPITAL NISA VALENCIA AL MAR

“Los recién nacidos y niños menores de 3-4 años presentan con gran frecuencia clínicamente un pie plano”.

“Los recién nacidos y niños menores de 3-4 años presentan con gran frecuencia clínicamente un pie plano”.

01/04/2012

El pie plano preocupa a los padres por el temor a que sus hijos puedan sufrir daño al realizar cualquier actividad en un futuro.

Esta patología presenta un hundimiento de la bóveda plantar asociado a una deformidad en valgo del retropié.

Existen infinidad de formas clínicas: pie plano infantil, pie plano valgo, astrágalo vertical, etc.

Los recién nacidos y niños menores de 3-4 años presentan con gran frecuencia clínicamente un pie plano debido a la presencia de grasa plantar y al aumento de la laxitud ligamentosa.

A medida que el niño va creciendo la hiperlaxitud va desapareciendo y la bóveda plantar se va desarrollando, todo ello de manera progresiva hasta los doce años, en que el pie adquiere su configuración definitiva.

El pie plano laxo infantil, también conocido como pie plano flexible, es una alteración podológica menor, con frecuencia relacionada con una hiperlaxitud, que persiste en los niños en edades por encima de los 3-4 años, y que se acompaña en general de otras anomalías, como el aumento generalizado de movilidad articular, genu valgo maniobras de rotés positivas (hiperlaxitud de codo, rodillas pulgares).

En este tipo de pie falla la conversión en palanca rígida y aunque teóricamente debería llevar a fatiga y dolor, esto ocurre con muy escasa frecuencia, ya que el pie se adapta a las demandas biomecanicas que va precisando la actividad del niño.

Lo importante cuando observamos un pie plano será averiguar primero mediante una exploración biomecánica de la marcha y un examen físico cuál es la causa de la ausencia del arco plantar para evitar que el día de mañana el niño sufra dolor.

El riesgo de presentar este dolor o incapacidad en un paciente con pie plano es mínimo.

Ante esta patología es imprencindible realizar ejercicios potenciadores de la musculatura hipotónica así como estiramientos del tendón de aquiles si existiera un acortamiento del tendón.

El tratamiento ortopédico mediante soportes plantares a medida, como los que realizamos en nuestras clínica ira encaminado como coayudantes a la práctica de los ejercicios o cuando exista presencia de dolor y fatiga muscular en actividades normales, presencia de callosidades plantares mediales, destrucción rápida e importantes deformidades en el calzado.

Actualmente la plantilla más utilizada son las plantillas funcionales a medida que consiste en una plantilla que sujeta el talón forzándolo en varo mediante apoyo en tres puntos y elevando el arco longitudinal, realizándose la misma previo a toma de molde y corrigiendo la deformidad.

Estas plantillas no son para evitar un pie plano del adulto (ya que está demostrado que son inútiles para este fin) sino que son para evitar deformidades y dolores del resto del esqueleto y favorecer un crecimiento armonioso de las demás articulaciones (rodillas, columna etc.). En todos los casos se aconseja evitar la obesidad y el uso de calzado cómodo.

En algunos casos es necesario recurrir a la cirugía para aliviar los síntomas y mejorar la funcionalidad de los pies. Los cirujanos de pie y de tobillo emplean una variedad de técnicas para tratar los diferentes tipos de pie plano pediátrico. El procedimiento quirúrgico o la combinación de los procedimientos elegidos para su niño dependerán del tipo particular de pie plano que él o ella padezca, y del grado de deformación.