Eliminar los cálculos renales en una sola sesión, sin anestesia y con una eficacia del 95%

dolor riñones

6/6/18

Más de 200 pacientes son intervenidos anualmente en la Unidad de Litotricia del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo para eliminar los temidos cálculos renales, patología conocida popularmente como “piedras de riñón”. La Unidad de Litotricia del Hospital Nisa Virgen del Consuelo, pionera en la Comunidad Valenciana en el tratamiento de la litiasis, dispone de todas las técnicas para acabar con este trastorno renal que afecta a más de un 15% de la población y cuyo pico de incidencia se sitúa entre los 30 y 60 años. El 80 por ciento de los cálculos situados en el uréter se expulsan espontáneamente en tres o cuatro semanas, suelen ser cálculos pequeños de menos de 6 mm, pero cuando pasados dos meses el cálculo no ha sido expulsado o tiene un tamaño mayor debe optarse por una determinada opción terapéutica.

Tratamiento individualizado

La dilatada experiencia del equipo que coordina el Dr. Boronat y la tecnología más puntera de la que dispone el centro avalan la idoneidad de los tratamientos que desde esta Unidad de Litotricia se dispensan. La dotación tecnológica la capacita para realizar tres tipos de tratamiento: litotricia extracorpórea, litotricia intracorpórea (mediante láser) y litotricia percutánea.

Tal como explica el doctor Boronat, “es importante poder y saber combinar adecuadamente las distintas técnicas disponibles y planificar un tratamiento integral e individualizado para cada paciente ya que el origen de la litiasis se puede deber a múltiples factores y es importante saber el número, localización, dureza y afectación renal concomitante” y puntualiza ”nosotros tenemos la tecnología más puntera pero no hay que olvidar las características de cada enfermo: edad, antecedentes médicos o enfermedades

Actualmente según el doctor Boronat, “casi un 95% de los casos se resuelven de forma satisfactoria con la litotricia extracorpórea, eliminando los cálculos en una sola sesión, sin anestesia, solo con sedación y sin ingreso hospitalario. La potencia de los nuevos equipos produce una mayor tasa de fragmentación de los cálculos urinarios consiguiendo que se eliminen de forma rápida y efectiva”. El tratamiento dura aproximadamente una hora, ahora ya no se trata de una bañera como popularmente se la conoce sino de una confortable camilla y el tratamiento se realiza mediante el control de rayos x, de ecografía o combinando ambos tipos de control. Este es el método más efectivo, menos agresivo para el paciente, que más rápidamente permite volver a una vida activa y el que mayor costo-efectividad ha demostrado. La satisfacción del enfermo con este tipo de tratamiento es altísima porque de forma inmediata puede volver a su vida habitual y no tiene ingreso hospitalario.

Para el tratamiento de la litiasis ureteral, cuando el cálculo se encuentra en una zona inaccesible a la litotricia extracorpórea, el láser ha acortado el tiempo de duración del episodio de dolor cólico fragmentando más rápido y uniforme en una sola sesión, y en fragmentos más fáciles de expulsar. “La relación coste-efectividad ha mejorado muchísimo con esta técnica y además, algunos cálculos duros que no se fragmentaban con ondas de choque podemos tratarlos con la litotricia intracorpórea”. “Esta técnica, -agrega el doctor Boronat-, la podemos utilizar para cálculos que está en cualquier parte del uréter, incluso nos permite entrar dentro del propio riñón

Cuando el cálculo se encuentra en riñón y es de gran tamaño, más de 2 o 3 cms según su dureza, el tratamiento ideal es la litotricia percutánea. En estos casos la gran cantidad de piedras que se producen al fragmentar el cálculo hacer que no sea posible su eliminación por el uréter, que es un conducto muy fino, para solventar este problema nos introducimos directamente en el riñón por vía percutánea (muy similar a la cirugía laparoscópica) y viendo directamente el cálculo se fragmente y se extraen al exterior estos fragmentos, para evitar la obstrucción que producirían en el uréter, hasta dejar limpio el riñón. Hoy esta técnica se complemente con la utilización de nefroscopios flexibles con los que podemos explorar el riñón en todas sus cavidades y extraer pequeños fragmentos que se encuentren en los cálices.

Prevención con dieta

Tras finalizar un tratamiento de litotricia, en los casos de litiasis recidivante o sea enfermos que produzcan cálculos con frecuencia, es imprescindible realizar un estudio metabólico del paciente para intentar averiguar por qué se le han producido las litiasis. De esta manera se puede hacer un verdadero tratamiento preventivo con dieta o medicación.

Para todos los que hayan padecido una litiasis es conveniente el incrementar la ingesta de líquidos, preferentemente de agua, seguir una dieta no superior a 2.000 Kcal, con poca sal, limitando las proteínas animales, los azúcares y el alcohol, así como controlar los excesos de alimentos ricos en calcio, fosfato, oxalato y purinas, son algunas de las medidas dietéticas que pueden ayudar a que las molestas “piedras” no reaparezcan.

secciones: nefrología