Hacer la espera más corta

01/11/2009

Cuarenta semanas; 280 días. el embarazo se convierte en una espera demasiado larga. Gracias a los espectaculares avances de la ecografía fetal, sin embargo, la madre va estrechando lazos con su bebé al tiempo que recibe información tranquilizadora de que todo va bien.

Diagnóstico prenatal ecografía fetalLa aparición de la ecografía fetal supuso una auténtica revolución en el control del desarrollo del futuro bebé. Los avances en este campo diagnóstico se han precipitado en los últimos años. Sin embargo, conviene destacar que a la hora de elegir centro para someterse a esta exploración diagnóstica, además de cerciorarse de que los equipos cuentan con los últimos avances tecnológicos, es importante tener en cuenta la experiencia de los profesionales, pues muchas veces, la correcta interpretación de la exploración es casi más importante que la información que la imagen, por si misma, puede relevar.

NUEVO EQUIPO

Recientemente, el Hospital Nisa Virgen del Consuelo ha reconfigurado el equipo humano de su Unidad de Diagnóstico Prenatal. La dilatada experiencia del nuevo equipo de profesionales y su reconocimiento en el campo del diagnóstico prenatal en Valencia completan una unidad que, además de poner al servicio de sus pacientes la más avanzada tecnología, fue pionera en la Comunidad Valenciana en el seguimiento y control del embarazo en un centro hospitalario de ámbito privado. El continuo reciclaje formativo y puesta al día en las nuevas posibilidades tecnológicas es una preocupación constante entre los distintos profesionales que forman parte de la unidad.

TRES EXPLORACIONES

La Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO) aconseja la realización de tres exploraciones ecográficas a lo largo del embarazo. La primera exploración indicada por la SEGO deberá realizarse durante la semana 12 de gestación. Es en esta primera ecografía en la que se realiza la medición de la translucencia nucal (TN) para el cálculo del riesgo del Síndrome de Down. Además, desvela: la evolución normal de la gestación, la edad gestacional; una gestación múltiple; una patología ovular asintomática; una patología ginecológica asociada o malformaciones estructurales fetales.

La segunda exploración ecográfica es aconsejable realizarla lo más cerca posible de las 20 semanas, pues, según la SEGO, hay estructuras fetales que de las 12 a las 20 semanas se ven mucho más nítidas. El objetivo de esta exploración es descartar una patología malformativa fetal; 70% de las malformaciones graves se pueden detectar.

A lo largo de la semana 32 se realiza la tercera ecografía. En este tiempo ya es posible descartar anomalías estructurales de aparición más tardía, como determinadas anomalías digestivas, renales, etc.

Ver la cara del bebé antes del partoVER LA CARA DEL BEBÉ ANTES DEL PARTO

La aparición de la ecografía fetal en 3D logró, hace pocos años, algo hasta entonces impensable: ver la cara del bebé antes del parto. Sobran explicaciones que hagan entender hasta qué punto esta capacidad tecnológica permitió estrechar la relación entre madre e hijo y reducir la carga de ansiedad de los últimos meses de gestación.

Este avance “emocional”, justo es decirlo, contrasta sin embargo con la capacidad diagnóstica de la 3D, pues, si bien es especialmente útil en la percepción de alteraciones óseas en el feto, su aportación diagnóstica estaba lejos de ser tan espectacular como las imágenes que ofrecía. Sin embargo, la nueva tecnología encontró su hueco, y cada vez resulta más útil a la hora de confirmar o desechar posibles alteraciones detectadas con las ecografías en 2D convencionales. Mejora, además, la relación médico-paciente al hacer más fácil cualquier explicación a través de las imágenes que reconstruye.

El Hospital Nisa Virgen del Consuelo fue uno de los primeros centros valencianos que puso a disposición de sus pacientes la ecografía fetal en 3 y 4D.