Identificar los factores desencadenantes y hacer ejercicio, claves para controlar el dolor de espalda

Una excesiva medicalización puede contribuir a cronificar el dolor de espalda.

Una excesiva medicalización puede contribuir a cronificar el dolor de espalda.

11/12/2015

Procesos degenerativos y sobrecarga muscular explican 9 de cada 10 dolores de espalda. Otras veces, la causa es incierta. La buena noticia es el buen pronóstico de este dolor de origen mecánico.

Una de cada cinco bajas laborales en España está relacionada con el dolor de espalda, lo que supone la pérdida de unas 20.000 horas de trabajo anuales. El coste económico representaría un gasto público cercano al 2% del PIB.

El 90% de los casos de dolor de espalda son de tipo mecánico y su pronóstico es bueno. Las causas más frecuentes de este dolor mecánico son los procesos esqueléticos degenerativos debido a la mayor esperanza de vida y la sobrecarga y/o contractura muscular por abuso o mal uso de la musculatura.

En muchas ocasiones el origen del dolor no está claro. “Pero esto”, puntualiza el Dr. Óscar Riquelme, de la Unidad de Columna del Hospital Nisa Pardo de Aravaca, “no debe impedirnos actuar para su mejoría ya que el manejo es similar sea cual sea la causa del dolor mecánico. Una de las cosas más importantes es no contribuir a la cronificación de los pacientes con una excesiva medicalización del manejo de una patología que tiene buen pronóstico”

CUIDAR LA ESPALDA

Los doctores Riquelme, Esparragoza y González López conforman el equipo de la Unidad de Columna del Hospital Nisa Pardo de Aravaca.

Los doctores Riquelme, Esparragoza y González López conforman el equipo de la Unidad de Columna del Hospital Nisa Pardo de Aravaca.

La prevención del dolor de espalda pasa por la identificación de los factores desencadenantes y agravantes -bien en el trabajo, en casa o en las actividades de ocio– e intentar corregirlos. También hay que controlar los aspectos psicosociales.

Por otro lado es fundamental realizar ejercicio de forma habitual. El ejercicio mejora la elasticidad y la fuerza muscular de la espalda y aumenta la resistencia a la aparición del dolor.

EJERCICIO QUE FORTALEZCA EL TRONCO

La capacidad de la natación para preservar la salud de la columna y prevenir dolores de espalda es un clásico. Sin embargo, no es el único deporte que puede ayudar. “Cualquier ejercicio en el que trabajemos la musculatura del tronco, tanto la dorsal como la abdominal, va a ser beneficioso para nuestra espalda, pues mejora su función y disminuye el dolor”. El objetivo es conseguir un buen tono muscular que haga que todo el complejo estructural de la columna trabaje mejor.

DEPORTE “CON CABEZA”

El mensaje de la idoneidad del deporte para disfrutar de buena salud ha calado hondo durante los últimos años.

En este sentido, cabe destacar que para aprovechar al 100% las ventajas del deporte éste debe practicarse “con cabeza”;  “es fundamental que el inicio en cualquier deporte se haga de forma progresiva conforme mejore nuestro estado físico por la práctica del mismo. La mejor forma de iniciarse en un deporte nuevo es seguir los consejos de un entrenador o monitor que conozca bien la actividad que vamos a realizar”.

También es importante evitar el sobrepeso. “No hay que obsesionarse con estar delgados, pero sí que es importante mantener un peso dentro de unos límites adecuados”, aclara el Dr. Riquelme.

CONTROLA EL DOLOR

> con ejercicio diario que trabaje la musculatura del tronco

> evitando el sobrepeso

> sin abusar de medicación; puede contribuir a su cronificación