La cápsula endoscópica diagnostica con precisión el origen y el tratamiento para los enfermos de Crohn

13/4/18

Las patologías del intestino delgado, como el sangrado oscuro o la enfermedad de Crohn, pueden resultar difíciles de detectar con los métodos convencionales como la endoscopia o colonoscopia debido a la gran longitud del intestino delgado. Estas técnicas no llegan a la parte del intestino donde normalmente se origina la enfermedad. La solución para hacer un viaje completo al intestino viene de la mano de la cápsula endoscópica, una avanzada tecnología que se ha convertido en la herramienta de referencia para el diagnóstico de las enfermedades del intestino delgado y del colon. El Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo, es uno de los primeros centros en España en la realización de esta técnica y hoy en día es el único centro privado que realiza esta exploración en la Comunidad Valenciana. El Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 19 hospitales y 27 centros médicos.

CrohnActualmente es considerada la mejor técnica para evaluar la enfermedad inflamatoria intestinal. Un procedimiento muy eficaz y seguro que cuenta con un elevado rendimiento diagnóstico y que, por su inocuidad y su amplia aplicación, ha demostrado disminuir el número de ingresos hospitalarios, así como la repetición de exploraciones endoscópicas innecesarias previas a la cápsula.

La doctora Marisol Lúján-Sanchís, médico de digestivo especializada en la realización de esta prueba en el Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo asegura que el ahorro en exploraciones previas es muy alto.Antes de la utilización de la cápsula -afirma-  se había realizado una media de 4 exploraciones radiológicas y endoscópicas innecesarias dado que no encontraron la patología que la cápsula endoscópica diagnosticó. De hecho, la importancia de la cápsula -explica- viene dada por su capacidad para dirigir la necesidad o no de otras técnicas más invasivas y terapéuticas (endoscópicas y cirugía), o bien indicar el tratamiento médico o la abstención de más pruebas en casi la mitad de los pacientes

Hoy en día es considerada la mejor técnica para descubrir las lesiones en mucosas del intestino delgado y obtiene un elevado rendimiento diagnóstico (en torno al 75%) en el caso del estudio de la hemorragia digestiva de origen oscuro que es su principal indicación. Además, es muy útil en la enfermedad de Crohn tanto en adultos como en niños. En el caso de la enfermedad de Crohn, esta técnica evalúa la extensión, la localización y la actividad de la enfermedad en el intestino delgado, permitiendo valorar la cicatrización de la mucosa para guiar el tratamiento. “Esta prueba no sólo se usa para diagnósticos iniciales sino también para valorar la evolución o extensión de enfermedades ya diagnosticadas”, explica la doctora Luján.  “En la enfermedad de Crohn -asegura- mejora el rendimiento con respecto a otras técnicas radiológicas y endoscópicas, y permite cambiar el manejo de la enfermedad. Así mismo en un 10-15% detecta el origen de la patología que había pasado desapercibido por las técnicas endoscópicas convencionales en el estómago

TÉCNICA

La cápsula endoscópica consiste en la ingestión de una pequeña cápsula del tamaño de un caramelo que recorre de forma natural el aparato digestivo realizando fotografías de su interior. Estas imágenes se transmiten a unos sensores adhesivos o un cinturón que se colocan en la cintura. Estos sensores están conectados a una registradora de datos, similar a un walkman, que almacena todas las imágenes que coloca en un bolsito.

El paciente llevará este equipo mientras realiza su vida cotidiana habitual durante las 12 horas aproximadamente que dura la exploración. Existen dos tipos de cápsula endoscópica. Una visualiza el intestino delgado y otra además el colon en una misma exploración.

Tri_ptico capsula intestino delgado

Cápsula endoscópica

Cápsula endoscópica

secciones: aparato digestivo