La familia es la clave para una rehabilitación más efectiva en el paciente crónico

Día de la Familia

15/5/18

El objetivo principal en el Día Internacional de la Familia es crear conciencia sobre el papel fundamental de las familias en la educación de los hijos desde la primera infancia, pero no hay que olvidar que la familia es uno de los pilares fundamentales en el desarrollo de cualquier persona, no solo desde el punto de vista educacional. La familia adquiere una relevancia clave en las personas con diversidad funcional o enfermedades crónicas por las funciones que desempeña en su bienestar, por el tiempo que pasan juntos y la cantidad de apoyos que precisan los pacientes.

Desde el Servicio de NeuroRehabiltación del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo se insiste en el papel esencial que las familias juegan en el proceso de rehabilitación de las personas con daño cerebral adquirido. Por una parte, están afectados directamente por la lesión que ha sufrido el ser querido y por otra parte, al verse normalmente inmersos como cuidador principal en la mayoría de las ocasiones sin formación para ello. Desde este punto de vista, el Día Internacional de la Familia debería ir más allá de un papel educativo, abarcando otras situaciones en las que los familiares son elementos claves para su entorno.

Joan Ferri, director del Servicio de NeuroRehabilitacióin de los Hospitales Vithas Nisa conoce a la perfección el proceso de duelo por el que pasan estos familiares. Según el doctor Ferri, “desde el Servicio queremos recordar a los profesionales sanitarios que las familias son un elemento clave en la rehabilitación de las personas con diversidad funcional. Además, puntualiza Belén Martínez, coordinadora del Servicio de NeuroRehabilitación Pediátrica del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo, “es primordial reconocer la importancia que tiene el entorno familiar de las personas con diversidad funcional para diseñar estrategias para su bienestar. Como profesionales sanitarios, si dirigimos gran parte de nuestro trabajo y esfuerzo a proporcionar la mejor calidad de vida familiar dando respuesta a las necesidades de las familias, haciéndoles partícipes de la planificación del tratamiento y priorizándolo dentro de nuestros propios objetivos, conseguiremos los mejores resultados y una rehabilitación mucho más efectiva

Siguiendo estas recomendaciones, los profesionales sanitarios que trabajan con pacientes crónicos deberían tener en cuenta los siguiente aspectos antes de realizar la intervención o tratamiento:

  • Saber que lo que afecta a un miembro de la familia, afecta al resto
  • Es fundamental saber quiénes forman el núcleo familiar para conocer su sistema de apoyo y diseñar así su tratamiento
  • Es importante que la familia pueda formar parte del tratamiento, aportando información, opiniones y experiencias, así como identificando necesidades, prioridades y fortalezas. Todo ello ayudará al mejor diseño y desarrollo de la intervención
  • Dependiendo de las propias características de la familia (étnia, cultura,…) su interpretación de la discapacidad puede ser diferente. Conocer su enfoque es importante para entender mejor sus opiniones y poder llegar antes a la creación de las mejores estrategias basadas en la persona y en su familia
  • Y por último, es imprescindible tener en cuenta el momento del ciclo vital en el que se encuentra la persona y su familia (momento del proceso, circunstancias particulares que les rodean en esta etapa…)

secciones: Pacientes crónicos