La fiebre, nuestra gran aliada para combatir infecciones

4/2/2019

La fiebre es un síntoma muy habitual en los niños que suele generar en los padres mucha intranquilidad. Entre un 10 y un 20% de las visitas a la consulta de pediatría se deben a este motivo.

¿Es mala la fiebre elevada?

El doctor Martínez Arenas, responsable del Área de Pediatría de los Hospitales Vithas Nisa de la provincia de Valencia y Castellón, aclara una de las cuestiones más frecuentes planteadas por los padres, “se piensa que la fiebre elevada es mala porque puede tener repercusiones graves para la salud de nuestros hijos y eso, en general, no es cierto. En realidad, la fiebre es un mecanismo de defensa que dificulta el crecimiento de los microorganismos responsables de la infección permitiendo al organismo poner en marcha su sistema inmune defensivo específico que destruirá mejor a esos gérmenes”.

Por lo tanto, no debemos preguntarnos solamente ¿qué puedo hacer para quitar la fiebre?, pero sí plantearnos “¿qué está provocando la fiebre? Entonces debemos decir si la causa de la fiebre es grave o no lo es”.

¿Debo insistir en bajar la fiebre con antitérmicos?

Si la fiebre es nuestra aliada, no se debe hacer lo imposible quitarla, sólo controlarla en rango aceptable. Cuanto más lo intente, más está haciendo exactamente lo opuesto a lo que el organismo quiere hacer para ayudarle”, concluye el doctor Martínez Arenas.

Los medicamentos antitérmicos, se indican para controlar la temperatura en un rango aceptable y sobre todo para hacerlos sentir mejor, porque generalmente nos sentimos muy mal cuando tenemos fiebre muy alta. “El criterio de dar antitérmicos a un niño depende de cada niño. Algunos tienen fiebre alta y siguen jugando. No necesitan tomarlo cada 4 horas de forma sistemática. Por otra parte, si tiene fiebre y se siente mal, entonces, por supuesto, deles medicación más a menudo, y si la fiebre es resistente a los antitérmicos consulte con su pediatra”, puntualiza el doctor Martínez Arenas.

¿Qué es una convulsión febril?

Algunos padres han oído hablar de convulsiones provocadas por la fiebre que son las llamadas “Convulsiones febriles” y únicamente afectan a 3-4 de cada 100 niños. Duran unos pocos minutos, asustan mucho a los padres que las presencian, pero son totalmente inofensivas ya que no provocan daño cerebral.

¿Qué medidas puedo aplicar en caso de fiebre?

Vicente Giménez, jefe de enfermería del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo subraya que “se pueden colocar paños húmedos en cabeza, axilas, región inguinal, que se deben cambiar activamente. También se debe ofrecer una mayor cantidad de líquidos para evitar la deshidratación y mantener a los niños con ropa ligera, con lo que evitaremos que la temperatura se eleve con facilidad y evitar la aplicación de alcohol frotado en el cuerpo, pues representa el peligro de una absorción masiva a través de la piel lo cual puede causar intoxicación y descenso brusco de la glucosa en sangre”.

secciones: pediatría