Las claves para combatir al insomnio

claves contra el insomnio15/3/2019

Hoy 15 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño, un evento anual, destinado a ser una llamada a la acción sobre temas importantes relacionados con él, como la medicina, la educación, los aspectos sociales y la conducción. El evento está organizado por la Sociedad Mundial del Sueño y tiene como objetivo disminuir la carga de los problemas del sueño en la sociedad a través de una mejor prevención y control de los trastornos de este problema.

El insomnio es un problema común entre un 30% y 48% de la población afirma tener problemas, entre un 10% y un 28% de ellos, declaran que su insomnio o es muy frecuente o lo califican como grave. Sin embargo, solo un 6% de la población ha sido diagnosticada de insomnio.

psicólogo Carlos Rodríguez Méndez del Hospital Vithas Nisa Pardo de Aravaca El psicólogo Carlos Rodríguez Méndez del Hospital Vithas Nisa Pardo de Aravaca da las claves para hacer frente al insomnio, ya que tener una buena calidad y cantidad de sueño es fundamental para envejecer bien con salud física, cognitiva y emocional.

Según explica: “Dormir bien en la edad adulta reduce el riesgo de obesidad e hipertensión, protege contra el deterioro cognitivo relacionado con la edad y la enfermedad de Alzheimer, y se ha asociado con más tasas reducidas de depresión. En algunos estudios, el sueño regular incluso se ha asociado con menos signos de envejecimiento en la piel de la cara y mejor tono del tejido.”

El espacio de descanso debe de estar adecuado a las condiciones necesarias para precisamente eso, descansar. Una habitación con buena temperatura, oscuridad y un correcto aislamiento acústico será el entorno perfecto sobre el que comenzar a construir nuestro sueño. Un pijama holgado y otros elementos textiles como la ropa de cama deben facilitarnos texturas y grosores ajustados a la época del año para evitar despertar a mitad de la noche con ataques de calor o frío.

En lo que se refiere al colchón, es importante que se elija uno con las medidas correctas para permitirnos tener libertad de movimientos y cambios de postura. Un colchón confeccionado en una tela térmica, con tratamiento anti-ácaros, y que ofrezca una relación óptima entre firmeza y confort será más que suficiente.

Además, evitar o reducir al mínimo el acceso a la televisión o a los dispositivos electrónicos (tabletas o móviles) unas horas antes de la hora marcada para ir a dormir. La Academia Americana de Pediatría recomienda evitar su uso en los niños, al menos, 30-60 minutos antes de esa hora. ¿Una buena alternativa? Coger un libro o escuchar la radio.

En cuanto a la hora de acostarse, ¿cuánto tiempo tengo que dormir?, el psicólogo Carlos Rodríguez, subraya la importancia de una rutina en el descanso: “Establecer un horario regular para dormir, despertar y para echarse la siesta todos los días (una costumbre que también se ha demostrado muy eficaz de cara al sueño infantil) nos ayudará a asentar todos los pasos anteriores. Dormir más o menos de las horas recomendadas nos puede llevar a presentan niveles más altos de impulsividad e hiperactividad.

Y por último y no menos importante: “cuidado con los fármacos ya que gracias a ellos una persona con insomnio puede conseguir un sueño reparador y encontrarse mejor para afrontar las dificultades del día, las pastillas sólo unas muletas, para no enfrentarse a los problemas de la vida, que pueda estar detrás para dormir sin tolerar la frustración e incomodidades para actuar de manera escapistas”, subraya el psicólogo del Hospital Vithas Nisa Pardo de Aravaca.

secciones: psicología