Los pediatras advierten de alteraciones en el sueño y rendimiento escolar por el uso de dispositivos móviles

uso-dispositivos-moviles29/08/2017

El poder casi hipnótico de cualquier tipo de pantalla electrónica quedó ya probado con la aparición de la TV. Hoy, la oferta se ha multiplicado y la edad de acceso a las nuevas tecnologías ha bajado de forma alarmante. Educar a los niños en su uso, así como establecer normas y límites son imprescindibles para frenar sus efectos nocivos. 

Vamping. Palabra derivada de vampiro. Se trata de un término que en los últimos años se ha acuñado para referirse a los chicos y chicas que están en sus habitaciones con la luz apagada y con el móvil en plena actividad. Como consecuencia de ello, duermen poco, se levantan rápido para ir al colegio, comen mal y tienen un bajo rendimiento escolar. Los contenidos de estos medios contribuyen a mantener la actitud despierta, problema que se agudiza por la supresión de la melatonina endógena que la luz azul emitida de las pantallas genera.

Para evitar fenómenos nada recomendables como el vamping y similares, los expertos apuntan la necesidad de una labor conjunta por parte de profesores y padres que ofrezca información sobre buenos y malos usos. Pero también que ponga límites.

Para prevenir estas situaciones, los expertos destacan la necesidad de desarrollar una labor de información por parte de las familias, los colegios y los profesionales hacia los menores, explicando claramente las ventajas y los inconvenientes de las nuevas tecnologías.

“El manejo de las nuevas tecnologías cada vez es más sencillo; está alcance de cualquiera. Por eso, y con mayor motivo en niños y adolescentes, es importante establecer normas y los límites”, aclara el Dr. Salvador Martínez Arenas, pediatra del Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre.

PRIMEROS AÑOS DE VIDA

En el momento de nacer, un bebé tiene en promedio 100.000 millones de neuronas, pero pocas conexiones neuronales. Éstas se irán multiplicando a medida que el niño crece, mediante la estimulación ambiental, sensorial, cognitiva y del movimiento.

Estimular la movilidad y actividad física también tienen un efecto positivo en el funcionamiento cognitivo al modificar la actividad de ciertas áreas cerebrales. El ejercicio físico posee efectos beneficiosos sobre la función cerebral, tales como promover la neuroplasticidad y aumentar el rendimiento del aprendizaje y la memoria.

Los niños menores de 2 años necesitan explorar su entorno e interactuar con los demás. Así, las personas que están al cuidado de bebés y niños de corta edad tienen la responsabilidad de desarrollar sus habilidades cognitivas, lingüísticas, motoras y sociales-emocionales.

“Los bebés y niños pequeños no pueden aprender con tablets todo lo que aprenden con sus cuidadores; habilidades como la memoria o la atención todavía son muy inmaduras en estas edades”, explica el Dr. Javier Miranda, pediatra del Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre.

TV VS. RELACIÓN FAMILIAR

Estudios poblacionales continúan mostrando la asociación entre la exposición excesiva a TV durante los primeros años y retrasos cognitivos, de lenguaje y habilidades sociales y emocionales, normalmente secundarios a una disminución en la interacción entre padres e hijos cuando la televisión está encendida y un funcionamiento familiar peor en hogares con un mayor consumo de los medios.

El uso temprano de los medios, mayor acumulo de horas de uso de los medios, y el contenido no adecuado son todos predictores independientes significativos del pobre rendimiento en preescolares. En cuanto a los contenidos, el cambio de un contenido violento por uno educativo/prosocial lleva a una mejora significativa de los síntomas de comportamiento, particularmente para niños con menos recursos económicos.

Por último, se sabe que el uso de la televisión por parte de los padres les distrae de las interacciones y juegos entre padres e hijos. El uso exagerado del móvil en padres se relaciona con menos interacciones, tanto verbales como no verbales entre padres e hijos y puede estar asociado con más conflictos entre ellos.

secciones: pediatría