Los últimos avances en ecografía fetal permiten el control exhaustivo de posibles complicaciones en el desarrollo del feto

01/12/2008

La aparición de la ecografía fetal supuso una auténtica revolución en el control del desarrollo del futuro bebé. Los avances en este campo diagnóstico se han precipitado en los últimos años. El Servicio de Medicina Materno Fetal del Hospital Nisa Virgen del Consuelo dispone hoy de la tecnología más avanzada para garantizar a sus pacientes la información más exhaustiva posible.

La SEGO recomienda a las embarazadas realizarse ecografías en las semanas 12, 20 y 32 de gestación.

La SEGO recomienda a las embarazadas realizarse ecografías en las semanas 12, 20 y 32 de gestación.

La instauración de las exploraciones ecográficas a lo largo del embarazo ha permitido un desarrollo inusitado en el diagnóstico precoz de malformaciones en el feto. Así, lo que en un principio aparece a los ojos de los futuros padres como las primeras imágenes de vida de su bebé, tienen una alcance mucho mayor: constituyen la mejor herramienta de seguimiento en el desarrollo del feto y resultan determinantes para la detección de malformaciones fetales.

La Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO) aconseja la realización de tres exploraciones ecográficas a lo largo del embarazo. A la hora de elegir el centro para someterse a la exploración, además de cerciorarse de que los equipos cuentan con los últimos avances tecnológicos, es importante tener en cuenta la experiencia de los profesionales, pues muchas veces, la correcta interpretación de la exploración es casi más importante que la información que la imagen, por si misma, puede revelar. En este sentido, cabe destacar que el equipo coordinado por la Dra. Madrid en el Hospital Nisa Virgen del Consuelo cuenta con doce años de experiencia y con una formación continuada avalada por la asistencia a cursos y congresos donde se exponen las novedades en el campo del diagnóstico prenatal.

TRES EXPLORACIONES ACONSEJADAS

La primera exploración indicada por la SEGO deberá realizarse durante la semana 12 de gestación. Es en esta primera ecografía en la que se realiza la medición de la translucencia nucal (TN) para el cálculo del riesgo del Síndrome de Down. Además, desvela: la evolución normal de la gestación, la edad gestacional; una gestación múltiple; una patología ovular asintomática; una patología ginecológica asociada o malformaciones estructurales fetales.

La segunda exploración ecográfica es aconsejable realizarla lo más cerca posible de las 20 semanas, pues, según la SEGO, hay estructuras fetales que de las 12 a las 20 semanas se ven mucho más nítidas y claras, lo que disminuye las exploraciones ecográficas de repetición por dudas en la exploración o por la realización de exploraciones incompletas. El objetivo fundamental de esta exploración es confirmar una correcta evolución de la gestación y descartar una patología malformativa fetal, por lo que se presta especial atención al descarte de marcadores ecográficos propios de las cromosomopatías. En esta época de la gestación ya son visibles la mayor parte de las estructuras fetales y es posible realizar el diagnóstico del 70% de las malformaciones graves.

A lo largo de la semana 32 se realiza la tercera ecografía, siempre según las indicaciones de la SEGO, y que cuentan con el apoyo de la práctica totalidad de especialistas en ginecología. En este tiempo ya es posible el estudio detallado de toda la anatomía fetal, lo que permite descartar anomalías estructurales de aparición más tardía, como determinadas anomalías digestivas, renales, etc. Un objetivo importante de la tercera exploración es el despistaje del crecimiento intrauterino retardado.

Otro objetivo de esta tercera exploración es la valoración del bienestar fetal a través de signos indirectos, como son: cantidad de líquido amniótico, estructura y patología placentaria, presentación anormal, arteria umbilical única y alteraciones del ritmo cardíaco fetal.

El Servicio de Medicina Materno Fetal del Hospital Nisa Virgen del Consuelo cuenta con la última tecnología para la realización de exploraciones ecográficas, incluida la exploración en 4D, lo que sin duda permite optimizar las posibilidades de diagnóstico precoz de este tipo de pruebas.