Máxima atención al recién nacido

Recién nacido

01/02/2011

Las primeras horas de vida son cruciales en el desarrollo del bebé. Un mínimo retraso en la reanimación del recién nacido, por ejemplo, puede tener consecuencias fatales.

En casos de complicaciones durante el parto, es fundamental que el centro hospitalario cuente con una unidad de cuidados intensivos neonatales y pediátricos que garantice la estabilización precoz del bebé, necesaria para el posterior tratamiento de éste.La prematuridad -cada vez más frecuente por los ritmos de vida acelerados que padece la madre y por el cada vez más elevado número de embarazos de riesgo-, enfermedades respiratorias, infecciones o necesidad de cirugía neonatal son las causas más frecuentes que explican la necesidad del recién nacido de recibir cuidados intensivos; un 80% de los ingresos en UCI responde a uno de los motivos apuntados.

Los casos de “grandes prematuros” -así se denomina a los bebés nacidos entre la semana 25 y 29 de gestación- son, quizá, los que delatan con mayor crudeza la labor encomiable y los resultados espectaculares que puede llegar a alcanzar un equipo bien cualificado de cuidados intensivos especializado en atención neonatal. Su peso, inferior a los 1.000 gramos, pone por sí sólo de manifiesto el grado máximo de indefensión de éstos pacientes, para quienes toda atención será poca. “Su estancia en UCI suele rondar los tres o cuatro meses”, explica el responsable de la UCI Pediátrica y Neonatal del Hospital Nisa 9 de Octubre. Siete de cada diez grandes prematuros consiguen salvar la vida tras recibir atención especializada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital 9 de Octubre.

Además de una dotación tecnológica puntera, las UCIs Pediátricas y Neonatales de Hospitales Nisa se caracterizan por la búsqueda de profesionales experimentados capaces, por ejemplo, de operar a recién nacidos de malformaciones congénitas o, incluso, de llevar a cabo intervenciones de cirugía fetal intrauterina (u operación quirúrgica del feto en el interior del vientre de la madre para poder corregir el problema que presenta sin tener que provocar el parto). En este sentido, el Hospital Nisa Sevilla Aljarafe ha sido el único centro de sus características que ha realizado este tipo de cirugía con éxito en Andalucía.

Pero la asistencia pediátrica no sólo es importante cuando las cosas se complican. Para cualquier mamá que se encuentra por primera vez con su bebé en brazos, toda ayuda es poca. “Nuestro equipo realiza una valoración diaria del recién nacido. Además, tratamos de ayudar a los padres con todas las dudas que les surgen y, siguiendo las recomendaciones de la Sociedad Española de Neonatología (SEN), se intenta la menor separación de madre y recién nacido. Guiados también por la SEN, ayudamos a la madre a alimentar a su bebé con lactancia materna desde los primeros momentos de vida”, explica el Dr. Montero, coordinador de la Unidad de Neonatología del Hospital Nisa Pardo de Aravaca.

En algunos centros Nisa se realizan también cursos de preparación a la maternidad para enseñar a los padres los métodos de lactancia, baño e higiene del recién nacido, cura del cordón umbilical, etc.

secciones: embarazo, pediatría