Máximos niveles de seguridad y calidad asistencial en farmacia hospitalaria

01/07/2011

En las últimas décadas, el avance de la farmacología ha logrado salvar muchas vidas; patologías calificadas como graves pueden ser combatidas hoy con tratamientos farmacológicos. Sin embargo, muchas son las voces que se alzan contra la falta de prescripciones que ajusten dosis y posologías a las necesidades reales del enfermo en aras a velar tanto por la seguridad y la eficacia, como por el coste del tratamiento.

FarmaciaEficacia, seguridad y optimización de costes. Son las ventajas principales de la farmacocinética clínica, o sistema que permite evaluar la respuesta farmacológica ante un medicamento determinado -que puede ser terapéutica, es decir, positiva, o tóxica- a través de la medición de la concentración del fármaco en el plasma del paciente. El Hospital Nisa Rey Don Jaime ha iniciado un proyecto de implementación de farmacocinética clínica en todos los servicios susceptibles de beneficiarse de este sistema que ya ha empezado a utilizarse con éxito en la UCI Pediátrica y Neonatal del centro Nisa en Castellón.

DESCUBRIR LA RESPUESTA AL TRATAMIENTO

La respuesta (farmacológica) de un enfermo a una medicación puede ser terapéutica, es decir, el tratamiento está produciendo el efecto esperado, o tóxica, cuando el efecto, o no es el deseado, o incluso puede producir efectos secundarios. La respuesta farmacológica es proporcional a la concentración del fármaco en el lugar en el que debe actuar. Ante la imposibilidad de medir esa concentración, la alternativa apunta a la medición de la concentración del fármaco en el plasma del paciente, concentración que refleja la acción del fármaco en el lugar de acción. Esta es la razón de ser de la farmacocinética clínica: desvelar la respuesta a un determinado tratamiento desde la medición de la concentración plasmática del fármaco administrado

TRATAMIENTO INDIVIDUALIZADO

El Dr. Diego Gómez, farmacéutico especialista en farmacia hospitalaria, es el responsable del Servicio de Farmacia del Hospital Nisa Rey Don Jaime e impulsor de la implementación de la farmacocinética clínica (FC) en este centro.

“La FC favorece la individualización posológica u optimización de los tratamientos farmacológicos, que facilita la máxima eficacia terapéutica con la mínima incidencia de acontecimientos adversos. Este principio, para determinados medicamentos de estrecho ámbito terapéutico, se facilita a partir del estudio de las concentraciones de fármacos en fluidos biológicos (en general sangre o plasma) y las características biométricas del paciente”, explica el Dr. Gómez. “Por tanto conseguimos conocer, para un paciente en concreto con unas características fisiopatológicas propias, cuál es su dosis efectiva de un determinado fármaco y que además no le va a reportar ningún daño asociado su tratamiento continuado a partir de la determinación de la concentración plasmática de ese fármaco”.

Diego Gómez es el responsable del Servicio de Farmacia del Hospital Nisa Rey Don Jaime.

Diego Gómez es el responsable del Servicio de Farmacia del Hospital Nisa Rey Don Jaime.

QUIÉNES PUEDEN BENEFICIARSE DE LA FC

Las posibilidades de la FC de ajustar, tanto dosis como posología, a las necesidades de cada paciente, no sólo para optimizar los resultados, sino también para evitar efectos secundarios, son especialmente beneficiosos en tres casos.

En fármacos de estrecho margen terapéutico, es decir, “fármacos cuyas concentraciones en el paciente son efectivas y seguras sólo dentro de un pequeño intervalo de valores que debemos controlar, pues pequeñas variaciones en su concentración plasmática producen un cambio de respuesta que con facilidad pueden pasar de ser efectivas a ser tóxicas”.

La FC es también beneficiosa cuando, ante dosis similares del mismo fármaco, los pacientes responden de manera distinta, lo que se conoce como variabilidad interindividual, factor que “constituye la causa fundamental de que ciertas dosis sean efectivas en unos pacientes e inefectivas en otros”.

Por último, la FC está especialmente indicada ante la existencia de situaciones en el paciente (fisiopatológicas y clínicas) que inducen una mayor variabilidad tanto farmacocinética (por ejemplo la absorción o eliminación del fármaco en el organismo) como farmacodinámica (por ejemplo la respuesta).

En este sentido, los pacientes a los que va dirigido la realización de un estudio y seguimiento farmacocinético son todos aquellos que estén en tratamiento con al menos un fármaco con estrecho margen terapéutico y que se pueda determinar su concentración plasmática en sangre y exista una buena correlación entre ésta y la respuesta farmacológica. “Si además se trata de un paciente polimedicado en el que la probabilidad de interacciones entre los distintos fármacos es elevada y el paciente tiene unas características fisiopatológicas específicas que hacen que sus parámetros farmacocinéticos no sean los habituales (paciente ingresado en una unidad de cuidados intensivos, neonatos, quemados, pacientes con insuficiencia renal…), la monitorización farmacocinética es indispensable en términos de calidad y seguridad en el paciente”, matiza el Dr. Diego Gómez.

FC EN EL HOSPITAL NISA REY DON JAIME

Los excelentes resultados alcanzados en la UCI Neonatal del Hospital Nisa Rey Don Jaime han sido posibles gracias a la perspectiva interdisciplinar desde la que se inició el proceso de implantación de la FC. “Ha sido un trabajo coordinado entre la UCI-pediátrica, el laboratorio de Análisis Clínicos y el Servicio de Farmacia, en el que conseguimos obtener resultados del estudio farmacocinético individualizado en menos de 2 horas desde que se realiza la extracción de sangre al paciente, por tanto antes de administrar una determinada dosis de fármaco sabemos si es conveniente aumentar o disminuir, y en cuanto la dosis, o incluso si es favorable una modificación de su pauta posológica (pasar por ejemplo de una administración al día, a dos veces al día, etc..).

El Hospital Nisa Rey Don Jaime tiene previsto extender la farmacocinética clínica a todos los servicios que puedan beneficiarse de este sistema.

SEGURIDAD Y OPTIMIZACIÓN DE RESULTADOS, PRINCIPALES VENTAJAS DE LA FARMACOCINÉTICA CLÍNICA

Los beneficios de la monitorización farmacocinética:

> Dosificación individualizada y optimización de la terapia (se administra la dosis necesaria, efectiva y segura).

> Detección de interacciones entre los distintos fármacos.

> Criterios para la modificación del tratamiento.

> Control de la funcionalidad de órganos.

> Descenso en la estancia hospitalaria.

> Descenso frecuencia reacciones adversas.

> Mejores resultados de tratamiento.

> Reducción de costes.