MOTLIF: la mejor combinación entre la cirugía mínima invasiva espinal y el resultado clínico

DR. DURAND NEYRA, NEUROCIRUJANO / HOSPITAL NISA SEVILLA-ALJARAFE

Dr. Durand Neyra, neurocirujano.

Dr. Durand Neyra, neurocirujano.

01/10/2012

Recientemente hemos introducido en la provincia de Sevilla una de las técnicas más innovadoras en la cirugía de la columna vertebral: MOTLIF (Mini-Open Transforaminal Lumbar Interbody Fusion). Esta técnica permite, a través de incisiones en la piel muy pequeñas, realizar grandes intervenciones quirúrgicas, incluso con mayor precisión y calidad, reduciendo el dolor postoperatorio y las cicatrices quirúrgicas.

La cirugía mínima invasiva, ya implementada en otros centro europeos, requiere de una gran destreza bajo el microscopio quirúrgico por parte del neurocirujano para obtener resultados satisfactorios. Esta técnica permite realizar laminectomias, fusión intervertebral, discectomias, fusión posterolateral, reducción de espondilolistesis pequeñas y colocación de tornillos transpediculares (artrodesis vertebral). A diferencia de otras técnicas, el MOTLIF mantiene los beneficios de una cirugía clásica (gran capacidad de fusión intersomática y posterolateral) reduciendo sus complicaciones más frecuentes.

La mínima invasión en cirugía de la columna vertebral ha demostrado reducir el sangrado durante la cirugía (disminuyendo la posibilidad de transfusiones durante el post-operatorio). Además, hay una disminución del dolor postquirúrgico (requiriendo menos medicación analgésica). Esto se debe al menor daño muscular y tejidos circundantes incluyendo la piel. Es decir, los pacientes pueden iniciar una rehabilitación más rápida y/o regreso temprano a sus actividades habituales.

Estas son las cuestiones más básicas sobre el MOTLIF:

¿Qué es la cirugía mínima invasiva
espinal?

La cirugía mínima invasiva espinal fue realizada por primera vez 1980, pero en
los últimos cinco años ha presentado un rápido avance. Se basa en un concepto clave; los músculos de la columna espinal son unos de los más grandes de todo el cuerpo y su lesión durante la cirugía condiciona la recuperación y el dolor postoperatorio. Para acceder a la columna es inevitable alterar la anatomía normal. Es por ello que la utilización de incisiones pequeñas, separadores tubulares y el microscopio quirúrgico/endoscopio permiten reducir al
máximo la lesión muscular. Es decir, menor sangrado intraoperatorio, menor dolor postquirúrgico, heridas estéticamente más
adecuadas a los tiempos actuales y rápida incorporación a su actividad diaria.

¿Es verdad que la cirugía mínima invasiva en la columna es sólo para deportistas de alto rendimiento, como futbolistas?

Esta cirugía es ideal para este grupo de pacientes, pero se puede aplicar a todos
los pacientes que requieran una cirugía espinal.

¿Se puede utilizar esta técnica en pacientes mayores?

Exactamente. Los pacientes mayores necesitan una rápida recuperación para
evitar reposos prolongados y la aparición de complicaciones asociadas.

¿Supone el uso de estas técnicas un avance en el campo del la neurocirugía?

Sin duda, la utilización de las altas tecnologías en la cirugía de columna es el
presente. El gran desarrollo de las cámaras microscópicas que permiten magnificación e iluminación, junto a la mejora del instrumental quirúrgico nos obligan a dar un paso muy importante. Hoy es impensable en cualquier parte del mundo realizar una cirugía espinal sin utilizar microscopio quirúrgico.