Nisa abre en Madrid una Unidad integral de Columna especializada en la corrección de la deformidad

12/11/2014

La proximidad a la médula espinal que supone el abordaje quirúrgico a la columna vertebral ha suscitado, tradicionalmente, el miedo ante este tipo de intervenciones. Sin embargo, el avance de la cirugía ha logrado dar soluciones seguras y duraderas a importantes deformidades que menoscaban la calidad de vida de quien las sufre.

Los Dres. Óscar Riquelme, Luis Esparragoza y José Luis González son los responsables de la nueva unidad.

Los Dres. Óscar Riquelme, Luis Esparragoza y José Luis González son los responsables de la nueva unidad.

El Hospital Nisa Pardo de Aravaca de Madrid ha puesto en marcha una Unidad de Columna vertebral liderada por los doctores Óscar Riquelme, Luis Esparragoza y José Luis González, directores de Madrid Scoliosis Center. La Unidad ofrece soluciones integrales, tanto quirúrgicas como ortopédicas, para cualquier trastorno o patología que afecte a este eje fundamental para el soporte y el movimiento del ser humano.

El punto fuerte de la nueva Unidad, según destaca el Dr. Óscar Riquelme, es la corrección de la deformidad. «Es lo que más y mejor hacemos tanto en el niño como en el adulto. Ofrecemos»-asegura-«un servicio muy completo porque abarcamos todas las etapas de la vida y en todas tenemos una gran experiencia y muy buenos resultados».

La patología de columna ha aumentado exponencialmente en los últimos años por diversas circunstancias. La cirugía ortopédica también ha evolucionado y crecido para ofrecer tratamientos acordes a este incremento. «Hoy en día hay problemas, como por ejemplo la deformidad del anciano» – explica el Dr. González- «que antes no se trataban porque había menos pacientes y porque existía esa mentalidad de aguantarse y lidiar «con lo que me ha tocado». Eso no tiene porque ser así. Actualmente disponemos de muchas opciones quirúrgicas y ortopédicas para que la gente no viva con secuelas, dolores, discapacidades… independientemente de que sean niños, adolescentes o personas mayores. Nuestra labor es valorar cada caso, adaptarnos a sus particularidades y resolverlo».

RECUPERAR EL MOVIMIENTO

Los doctores de la Unidad de Columna aseguran que hay ciertas intervenciones vertebrales que permiten incluso levantar al paciente a las 48 horas de haber pasado por quirófano. En los años sesenta una operación similar suponía llevar un yeso durante un año. «Eso del reposo absoluto»- admite el Dr. Riquelme- «sigue demasiado vigente no solamente en nuestra especialidad; aunque cada día está más claro que para el sistema locomotor, respiratorio, circulatorio… no hay nada más dañino que las inmovilizaciones prolongadas. Hay que dejar claro además que los nuevos sistemas de osteosíntesis permiten ofrecer una estabilidad suficiente como para que el paciente se mueva antes y su salud general lo agradezca».

REHABILITACIÓN FUNDAMENTAL

La rehabilitación desempeña un papel fundamental en cualquier patología de columna. Antes y después, y sobre todo en el paciente adulto. «El adolescente y el niño»- asegura el Dr. González- «cuentan con una materia prima que hace que los resultados previsibles sean muy buenos. En el adulto eso no ocurre. A partir de los 18 años aproximadamente comienza el deterioro progresivo de nuestro sistema locomotor, de manera que antes de la cirugía necesitamos hacer un gran trabajo de rehabilitación. Posteriormente es fundamental para ganar tono muscular, rango de movimiento, funcionalidad… En cirugía ortopédica es esencial la armonía con rehabilitación y nuestra especialidad no escapa a ello».

PROTEGER LA COLUMNA

Según este equipo de doctores, hay una serie de medidas que se deberían tomar desde siempre para proteger nuestra columna y que están basadas en la lógica: hábitos de higiene ergonómica, cuidar la postura, la cama en la que descansamos, no cargar peso excesivo, controlar la obesidad, realizar actividad física sin un gran impacto… en definitiva, «cuidar el chasis desde muy jóvenes porque es el único que tenemos para toda la vida».

LA MEJOR TECNOLOGÍA Y EL MEJOR ENTORNO

La cirugía de columna se encuentra entre las más sofisticadas. A la destreza del cirujano se suma la exigencia de una tecnología en quirófano que maximice la seguridad y los resultados de una intervención especialmente compleja por la proximidad a la médula espinal durante el acto quirúrgico. Los cuidados intensivos son, a su vez, determinantes tras la cirugía.

uciEn este sentido, el Dr. Esparragoza asegura que «en el Hospital Nisa Pardo de Aravaca hemos encontrado los equipos, los servicios de apoyo, el instrumental, la tecnología y la infraestructura para hacer lo mejor posible nuestro trabajo. Nuestras cirugías requieren una vigilancia de 24-48 horas en una UCI muy preparada y en Nisa tenemos una infantil y otra de adultos. Eso nos da mucha tranquilidad porque sabemos que el paciente va a estar bien controlado y atendido. Por otro lado, los quirófanos están muy bien equipados, son cómodos… es un centro muy completo lo que nos permite abordar cualquier paciente independientemente de su complejidad, ya que trabajamos en coordinación con la Unidad del Dolor y con la de Radiología Intervencionista, así como con el Servicio de Pediatría. En operaciones tan complejas es fundamental para nosotros, pero sobre todo para los pacientes».