Nueva prótesis de cadera especialmente indicada para pacientes jóvenes

01/12/2008

Las nuevas prótesis de superficie eliminan el dolor producido por el deterioro y duplican la durabilidad de las prótesis convencionales, facultad que las hace especialmente idóneas para pacientes jóvenes. Esta novedosa prótesis de cadera están implantándose actualmente en el Hospital Nisa Aguas Vivas.

Los remplazos protésicos con esta nueva técnica son menos agresivos.

Los remplazos protésicos con esta nueva técnica son menos agresivos.

Artrosis primaria, las artritis de origen infeccioso o reumático, los trastornos de crecimiento y congénitos, (las displasias), los traumatismos y los trastornos del riego sanguíneo en el adulto (osteonecrosis) o del niño (Perthes), deslizamiento epifisario… son las patologías más frecuentes que pueden llevar a la implantación de una prótesis de cadera.

Si bien la aparición de las prótesis de cadera supuso un avance importantísimo en el campo de la traumatología, el paso de los años ha sacado a la luz algunas carencias. “El deterioro de la superficie articular produce dolor y anquilosis progresivos que finalmente llevan a incapacitar a las personas que los padecen tanto para sus actividades laborales como en sus actividades recreativas y familiares”, explica el Dr. Sánchez Mateo.

La mayor parte de pacientes que se someten a un reemplazo protésico de cadera tienen entre 60-70 años, pero un buen número de ellos son más jóvenes, (40-60). Las prótesis totales tradicionales de cadera que se colocan habitualmente sustituyen la cabeza femoral (bola) y la mayor parte del cuello del fémur por un implante con un amplio anclaje en la diáfisis (canal o tubo óseo).

En la imagen, el Dr. Sánchez Mateo.

En la imagen, el Dr. Sánchez Mateo.

MAYOR DURABILIDAD

La durabilidad limitada de las prótesis de cadera se ha revelado como una de sus más importantes limitaciones, que afecta de manera especial a los pacientes más jóvenes. “Cada vez es más frecuente que un paciente joven se vea obligado a someterse a lo largo de su vida a sucesivos recambios de prótesis; siendo cada uno más difícil, más agresivo y más arriesgado que el anterior”, explica el Dr. Sánchez Mateo.

Con la idea de disminuir al mínimo la agresividad de los reemplazos protésicos, sobre todo en pacientes jóvenes, se han desarrollado en los últimos años las prótesis de resuperficialización metal-metal. Estas nuevas prótesis, a diferencia de las tradicionales, no emplean poletileno (un plástico que se desgasta, tiene efectos tóxicos y limita la duración de los implantes). “Esto las hace idóneas para pacientes varones menores de 70 años y mujeres menores de 65 (sin osteoporosis)”, afirma el Dr. Sánchez Mateo. Constituyen, por su diseño y mecánica, un gran avance por su mayor duración, menor frecuencia de dislocaciones -ya que su diámetro es mayor que las prótesis tradicionales y casi idéntico al de la cabeza del fémur-. y fundamentalmente por conservar hueso -no corta la cabeza del fémur, sino que la rectifica y reforma- en vista a posibles reintervenciones y recambios protésicos.

El Dr. Sánchez Mateo realiza actualmente intervenciones con prótesis de cadera de resuperficialización en el Hospital Nisa Aguas Vivas.