Nueva RNM abierta para estudios de alta densidad

01/06/2008

El Servicio de Diagnóstico por Imagen del Hospital Nisa 9 de Octubre ha incorporado un nuevo equipo de RNM abierta capaz de igualar la calidad de las exploraciones de las RNM cerradas. Es el segundo equipo de estas características que funciona en la Comunidad Valenciana.

PRUEBA NIÑA Diagnóstico por imagenLa claustrofobia o la simple incomodidad que para determinados pacientes supone someterse a una exploración de RNM llevó a la aparición de equipos abiertos que acababan con la sensación de cerrazón asociada a esta prueba diagnóstica.

Sin embargo, la alternativa sólo resolvía el problema parcialmente, pues si bien la incomodidad para el paciente era menor, la calidad de las imágenes que estos equipos abiertos eran capaces de ofrecer resultaba en muchos casos insuficiente. «Tradicionalmente», explica el Dr. Aparisi, responsable del Servicio de Diagnóstico por Imagen de los Hospitales Nisa 9 de Octubre y Nisa Virgen del Consuelo, «las RNM abiertas servían para exploraciones muy limitadas, como columna o rodilla, pero no eran eficaces en el estudio de zonas especialmente pequeñas».

El nuevo equipo adquirido por el Hospital Nisa 9 de Octubre «aporta una resolución de imagen y un contraste que permite explorar cualquier zona, tanto del tronco como de las extremidades», afirma el Dr. Aparisi. Especialmente novedoso es, en este sentido, la posibilidad de captar imágenes del cráneo, algo impensable con equipos abiertos anteriores.

«Con tiempo y un protocolo adecuado la calidad de la imagen que obtenemos es muy similar a la de exploraciones con equipos cerrados». El apunte del tiempo es importante, ya que conviene destacar que para igualar la calidad de imagen de equipos convencionales esta última generación de RNM abierta precisa alrededor de un 30% más de tiempo en el desarrollo de la exploración.

Con todo, el avance es importante, y a las ventajas apuntadas se suma el descenso de pacientes que precisan ser sedados o incluso anestesiados por tener que someterse, finalmente, a una exploración en un equipo cerrado de RNM.

NIÑOS Y PACIENTES OBESOS

La estructura abierta de este nuevo equipo facilita a su vez la exploración en pacientes obesos, exploración que dado el tamaño de estos pacientes puede ser especialmente complicada en los equipos cerrados convencionales.

En cuanto a los niños, evitar la sensación de cerrazón puede disminuir los casos en los que sea necesaria una sedación. Por otra parte, los equipos abiertos permiten a los padres acompañar a sus hijos durante la exploración y permanecer junto a ellos manteniendo el contacto tanto físico como emocional, ventaja que sin duda disminuye la resistencia que los pequeños pacientes pueden llegar a presentar.