Nuevo ecocardiógrafo infantil para un diagnóstico más preciso del funcionamiento cardíaco en niños

01/12/2008

Los soplos cardiacos son un hecho frecuente en la exploración clínica en niños y adolescentes. La mayor parte de ellos son normales, funcionales o inocentes, es decir, aparecen en ausencia de cardiopatía estructural. Sin embargo, la presencia de un soplo cardiaco puede ser signo de la existencia de una cardiopatía congénita, cuyo diagnóstico precoz es muy importante. El nuevo ecocardiógrafo del Servicio de Cardiología Pediátrica del Hospital Nisa 9 de Octubre que dirige el Dr. José Ignacio Carrasco facilita el diagnóstico preciso de este tipo de problemas al aportar una información precisa acerca de la anatomía y funcionamiento del corazón en niños.

Exploración. El ecocardiograma es indoloro y dura alrededor de veinte minutos.

Exploración. El ecocardiograma es indoloro y dura alrededor de veinte minutos.

Los soplos, motivo de consulta frecuente en Cardiología Infantil, son ruidos producidos por turbulencias de la sangre en el interior de las cavidades cardiacas o en los vasos sanguíneos, y son relativamente frecuentes estimándose su frecuencia en alrededor del 50% de la población infantil, pudiendo llegar hasta el 80% en determinadas circunstancias. El Dr. Carrasco, cardiólogo pediatra del Hospital Nisa 9 de Octubre señala la importancia de la ecocardiografía en el estudio de los niños con sospecha de cardiopatía ya que, aunque es verdad que la incidencia de estas cardiopatías en la población infantil es baja (alrededor del 1% de los recién nacidos), es muy importante de cara a tranquilizar a los padres el poder descartar la existencia de un problema cardiaco.

Dr. Carrasco del Hospital 9 de Octubre.

Dr. Carrasco del Hospital Nisa 9 de Octubre.

La ecocardiografía es una exploración que no produce dolor al niño, permite que los padres pueden estar con él para tranquilizarlo mientras se realiza y habitualmente la exploración ocupa entre diez y veinte minutos, aporta información acerca de la anatomía de las cavidades cardiacas y vasos sanguíneos y también del funcionamiento del músculo cardiaco y de los flujos sanguíneos.

La extraordinaria calidad de imagen del nuevo ecocardiógrafo con sistema doppler adquirido por el Hospital Nisa 9 de Octubre facilita la precisión en el diagnóstico de patologías relacionadas con la anatomía y funcionamiento del corazón. Con todo, su estudio es decisivo para diagnosticar una cardiopatía congénita que precise ser resuelta, bien mediante cirugía, bien mediante intervención por cateterismo.

secciones: cardiología, pediatría