Nuevos tratamientos de reproducción desde el respeto al ciclo natural

embarazada 2

08/10/2013

El próximo mes de noviembre abrirá sus puertas la nueva Unidad Hospitalaria de Reproducción Asistida Nisa-Ginemed en el Hospital Nisa Virgen del Consuelo.

La preocupación por ayudar a la mujer en su sueño de ser madre pero optando por fórmulas, en la medida de lo posible, poco intervencionistas, ha llevado al equipo médico de la nueva unidad a investigar y desarrollar sistemas que permitan aprovechar la FIV-ICSI en el ciclo natural de la mujer, eliminando los tratamientos hormonales que se utilizan para aumentar el número de óvulos de cada ovulación. “Las ventajas de alcanzar el embarazo aprovechando el ciclo natural son muchas: el tratamiento farmacológico es nulo, los costes son considerablemente menores y se consiguen embarazos de feto único”, explica el Dr. Pascual Sánchez, director médico de Ginemed.

Cabe destacar, sin embargo, que este tipo de tratamientos tiene una tasa de embarazo menor que la que se consigue con otras técnicas, también disponibles en la Unidad Hospitalaria de Reproducción Asistida de Nisa-Ginemed, por lo que la elección de un tratamiento u otro dependerá de la opinión consensuada de la paciente y el equipo de profesionales que la atienden.

PRIORIDAD A LA SALUD

El avance de la ciencia hace posible hoy logros médicos impensables hace apenas unos años. En la UHRA de Hospitales Nisa-Ginemed, sin embargo, las posibilidades de la ciencia tienen un límite: la salud de la madre. “Sólo tratamos a mujeres que sabemos van a ser capaces de sobrellevar el embarazo y el parto”. En este sentido, tanto para pacientes españolas como para los casos de pacientes internacionales, que acuden a España atraídas por una legislación más abierta en materia de reproducción humana, sólo son aceptadas cuando han pasado un chequeo en el que quede probado que su estado de salud es adecuado para llevar a término el embarazo y concluir satisfactoriamente el parto”.

PROGRAMA “EMBARAZO SEGURO”

El coste económico es, para muchas mujeres y/o parejas, un obstáculo más en su deseo de tener un hijo, ya que a veces se necesitan varios tratamientos para lograr el embarazo,  lo  que supone una merma de su capacidad económica. A ello se une además la incertidumbre del resultado. Por ello, la UHRA de Hospitales Nisa-Ginemed ofrece el programa Embarazo Seguro. “Desde el primer momento”, explica el Dr. Manuel Almazán, responsable de calidad de Ginemed Clínicas,  “la mujer o pareja conocen el precio final que les va a suponer conseguir el embarazo. Si tras la realización de los tratamientos oportunos  y en el hipotético caso de que la mujer no consiga su embarazo,  se le devolverá el precio íntegro del programa”. Sistema abierto. La Unidad Hospitalaria de Reproducción Asistida Nisa-Ginemed presenta una fórmula novedosa en su funcionamiento: su equipo de ginecólogos no es cerrado, sino que colaborará con cualquier profesional que lo solicite. Este sistema de trabajo permite dar apoyo científico y técnico a todos los médicos que deseen trabajar con la unidad. Además, una vez la gestación se ha hecho realidad, la labor de la UHRA Nisa-Ginemed habrá concluido y la mujer vuelve a ponerse en manos de su ginecólogo habitual para que vigile y controle el  correcto desarrollo del embarazo y la atienda en el momento del parto, como si se tratase de un embarazo conseguido sin ayuda médica. En cualquier caso, las formas de colaboración son tantas como ginecólogos deseen participar.