Programa anual para tratar la fibromialgia

El reconocimiento como patología por parte de la OMS supuso un espaldarazo para la fibromialgia

El reconocimiento como patología por parte de la OMS supuso un espaldarazo para la fibromialgia.

23/10/2014

La fibromialgia (FM) es una forma de reumatismo no articular cuya naturaleza todavía es desconocida. Clínicamente cursa con dolor músculo-esquelético crónico y difuso generalizado, fatiga, trastornos del sueño, ansiedad, depresión -cerca del 60% de los pacientes con fibromialgia han padecido o padecen depresión-, cefaleas, intolerancia al frío y/o calor… son sólo algunos de los síntomas de esta enfermedad que, por el carácter intangible de sus manifestaciones, se conoce con el sobrenombre de “invalidez invisible”.

LA IMPORTANCIA DEL DIAGNÓSTICO

La fibromialgia afecta de manera especial a mujeres entre los 30 y los 50 años, aunque cada vez son más los varones a los que se les diagnostica. Su incidencia en la población se sitúa en torno al 2.8%. Así, en España, entre 900.000 y 1.200.000 padecen esta enfermedad crónica. Enfrentarse a la fibromialgia supone un enorme reto: a sus efectos invalidantes, que menoscaban notablemente la calidad de vida de quien la padece, hay que sumar el calvario de deambular, dando “palos de ciego”, de consulta en consulta médica en busca de un diagnóstico preciso capaz de establecer un tratamiento que acabe con lo que acaba por convertirse en una pesadilla. En no pocos casos el enfermo tiene que oír con resignación, ante la falta de evidencia médica de sus síntomas, que “no tiene nada”; en otros, puede acabar sometiéndose a tratamientos erróneos -intervenciones, infiltraciones, medicina natural, etc.- que además de no solucionar el problema, agravan la desesperación del paciente.

En este sentido, apunta el Dr. Carlos Tornero, de la Clínica del Dolor del Hospital Nisa Valencia al Mar, “uno de los problemas fundamentales para el correcto diagnóstico y tratamiento de la fibromialgia es la descoordinación entre los diferentes profesionales que atienden a las personas con esta dolencia. Los pacientes realizan un peregrinaje por diferentes especialistas y hospitales sin tener una coordinación de su patología crónica”.
El retraso del diagnóstico no hace sino agravar el problema. “La fibromialgia es una enfermedad crónica con un pronóstico y evolución más adecuado si el diagnóstico es precoz, la información es correcta y el enfoque terapéutico es acertado”.

TRATAMIENTO MULTIDISCIPLINAR

Una de las características de la fibromialgia es que las pruebas analíticas o radiológicas -Rx, TAC o RNM- son normales por lo que no son necesarias demasiadas pruebas complementarias de imagen para su diagnóstico, si bien es aconsejable realizar las analíticas de sangre habituales en reumatología para descartar otras patologías, o la asociación con otras enfermedades.
Las condiciones especiales de la enfermedad, obligan a las unidades de fibromialgia a formar equipos multidisciplinares. En la Clínica del Dolor del Hospital Nisa Valencia al Mar el tratamiento de la FM se aborda desde el trabajo conjunto de anestesiólogos, especialistas en el tratamiento del dolor, psiquiatras, psicólogos, rehabilitadores y fisioterapeutas.

Los objetivos del tratamiento, puntualiza el Dr. Benigno Escamilla, son “aliviar el dolor, mantener o restablecer el equilibrio emocional, mejorar la calidad del sueño, la capacidad física, la astenia y los problemas asociados”.

Con esta intención, desde la Unidad de Fibromialgia de la Clínica del Dolor del Hospital Nisa Valencia al Mar se ha diseñado un paquete de atención sanitaria para pacientes con fibromialgia que incluye visitas a diferentes especialistas y la aplicación de los tratamientos más novedosos en términos de dolor, “todo coordinado y dirigido por un especialista de la unidad”, matiza el Dr. Tornero. Además se presta una especial atención a la esfera psicológica con sesiones de atención psicológica regular, así como con sesiones de rehabilitación y fisioterapia, “fundamentales en la mejoría de estos pacientes”.

PROYECTO DE ATENCIÓN INTEGRAL AL PACIENTE CON FIBROMIALGIA

La Clínica del Dolor del Hospital Nisa Valencia al Mar ha diseñado un paquete de atención integral para el tratamiento de la fibromialgia. Se plantea a lo largo de un año y en él se incluye:

Fase inicial

1. Visita inicial con la Unida del Dolor: Esta primera visita servirá para:

> Diagnosticar o confirmar el diagnóstico de la fibromialgia con una historia clínica detallada

> Evaluar el dolor y síntomas asociados

> Medir la capacidad funcional desde la aplicación de diferentes test validados

> Valorar distintas opciones analgésicas (analgésicos, técnicas intervencionistas…)

> Solicitar pruebas complementarias si fuera necesario para descartar otras patologías

2. Analítica completa

3. Visita inicial con psicología: a lo largo de ella se establece una valoración del alcance psicológico de la enfermedad.

4. Visita inicial con rehabilitador/fisioterapeuta: en ella detalla un plan de ejercicios adaptados a la situación de la patología del paciente con fibromialgia.

Seguimiento regular por la Unidad de Fibromialgia de la Clínica del Dolor durante un año:

> Sesiones de terapia con psicólogo: individuales y en grupo

> Sesiones de rehabilitación/fisioterapia: una sesión quincenal

> Visitas de seguimiento en la consulta de la Clínica del Dolor