Reproducción asistida sin hormonas

reproducción asistida fiv en ciclo natural28/10/2016

Los efectos secundarios asociados a sus tratamientos desaniman a muchas mujeres a someterse a un proceso de reproducción asistida. La fecundación in vitro en ciclo puro acaba con este inconveniente.

A pesar de que los tratamientos de reproducción actuales han mejorado tanto en seguridad como en eficacia, la medicación hormonal que requieren sigue suponiendo un motivo de miedo o incertidumbre para las pacientes. En este sentido, las investigaciones en reproducción asistida de Ginemed –responsable de la Unidad Hospitalaria de Reproducción Asistida Nisa Ginemed en el Hospital Nisa Virgen del Consuelo– hacen posible que en determinados casos podamos llevar a cabo un tratamiento de fecundación in vitro sin hormonas, también conocido como fecundación en ciclo natural puro, ya que respeta el ciclo ovulatorio natural de la mujer.

CICLO NATURAL

En condiciones naturales, las mujeres producen un óvulo por cada ciclo ovárico. Estos óvulos gozan de un estado de madurez estupendo, ya que su desarrollo no ha sido forzado ni alterado (respetando el mecanismo de selección natural de óvulos). “Es cierto que contamos con algunas limitaciones”, admite el Dr. Pascual Sán- chez, director médico de Ginemed.

“La primera, que requiere de la disponibilidad de la paciente, pues no controlamos con total exactitud el momento de la ovulación; y la segunda, que sólo vamos a obtener un óvulo por ciclo. No obstante, la excelente calidad del óvulo obtenido compensa estos inconvenientes”.

RECEPTIVIDAD

El óvulo se extrae mediante punción ovárica (como en cualquier ciclo de fecundación in vitro) inmediatamente antes de la ovulación natural, es decir, en el momento óptimo de maduración. Dicho óvulo se fecundará en laboratorio con el objetivo de conseguir un embrión que se transferirá al útero materno. De este modo, además, se obtiene un desarrollo endometrial, un estadio madurativo y, por tanto, una receptividad excelente del mismo.

TASA DE EMBARAZO

Se trata de una técnica con una alta tasa de embarazo en mujeres de hasta 35 años, que disminuye a medida que pasan los años, ya que también los ciclos ovulatorios se modifican con el tiempo, reduciendo el número y la calidad de los óvulos en el ovario. Además, puede suponer una opción útil en mujeres con baja respuesta, es decir, mujeres que a pesar de tratamientos hormonales, obtienen un número escaso de óvulos. “Esto es porque al respetar el proceso de selección natural, como hemos comentado, obtenemos el mejor óvulo posible para conseguir un embarazo”, explica el Dr. Sánchez.