Reproducción asistida: tratamiento integral en Castellón

En España uno de cada diez niños nacen gracias a técnicas de reproducción asistida.

En España uno de cada diez niños nacen gracias a técnicas de reproducción asistida.

01/11/2006

Estrés, ritmos de vida acelerados, contaminación ambiental, edades tardías en el primer embarazo… son factores que explican que durante los diez últimos años los problemas de fertilidad en España hayan aumentado en un 25%. Las cifras hablan por sí solas: cerca de 700.000 parejas con dificultades para concebir un hijo; 16.000 nuevos casos cada año. En nuestro país, uno de cada diez niños vienen al mundo gracias a las técnicas de reproducción asistida.

INFERTILIDAD EN CASTELLÓN

En Castellón, la realidad no es muy distinta: una de cada cinco parejas necesita ayuda para concebir un hijo. Hasta la fecha, la práctica habitual de estas parejas pasaba por el desplazamiento a otras provincias para recibir el tratamiento adecuado.

Ante esta situación, el Instituto Grimalt del Hospital Nisa Rey Don Jaime nace con el objetivo de “dar respuesta a la cada vez mayor demanda de soluciones para los problemas de esterilidad, ofreciendo un centro al que las parejas de la provincia de Castellón puedan acudir y disponer de un tratamiento integral y completo de reproducción asistida para poder ser padres”, explica el Dr. Grimalt, director del nuevo instituto. Grimalt destaca la ventaja de “no tener que desplazarse a otras ciudades, con el importante ahorro de tiempo y desplazamientos que ello representa”.

TRES TÉCNICAS

El origen de la infertilidad es en un 40% debido a la mujer, en otro 40% debido al hombre y en un 20% es compartido o desconocido. Desde el Instituto Grimalt se explica que “la mayoría de las parejas que acuden a un centro de reproducción asistida están en torno a los 35 años y llevan alrededor de dos años intentando tener un hijo, pero aproximadamente sólo un diez por cien de las parejas con problemas recurre a estas técnicas para ser padres”.

Las técnicas de reproducción asistida del Instituto Grimalt se agrupan en tres: inseminación intrauterina con semen capacitado, donación de óvulos y fertilización in vitro. “Esta última”, afirma el Dr. Grimalt, “es la que más se realiza hoy en día por su sencillez para el paciente, su rápida recuperación tras la extracción de óvulos y su elevada tasa de éxito, cercana al 50% en un ciclo y de un 90% en tres ciclos”. En este sentido, cabe apuntar que el porcentaje de éxito de todos estos tratamientos se ha multiplicado en sólo diez años.

Por otra parte, apunta el Dr. Grimalt, “todas estas técnicas son de carácter ambulatorio, es decir, que el ingreso se realizará por la mañana y a la hora de comer la paciente ya estará en casa”.

Otra de las ventajas del Instituto Grimalt frente a otros centros de reproducción asistida es su ubicación en el Hospital Nisa Rey Don Jaime. Los pacientes podrán así disponer de las instalaciones de este centro hospitalario, que cuenta además con la tecnología más puntera y un equipo de ginecólogos, anestesistas, equipo de laboratorio, auxiliares y enfermeras con una dilatada experiencia en reproducción.

TRATO PERSONALIZADO

El elevado grado de estrés y angustia que caracteriza a quienes tienen problemas para tener un hijo hace especialmente delicado este tratamiento médico. “Vamos a dar una importancia primordial al trato de las pacientes para que sea lo más cercano y personalizado posible”, afirma al respecto el Dr. Grimalt.

En este sentido, es importante transmitir entre los afectados la idea de que la infertilidad no es una enfermedad, sino una disfunción que en la mayoría de los casos tiene solución si se sigue un tratamiento adecuado. “Cada vez son más las parejas que acuden a los centros de reproducción porque saben que la mayoría de casos de infertilidad tiene solución. Se trata de una disfunción que, aplicando las técnicas correctas, puede corregirse y lograr esa gestación tan deseada”.