Seguridad y resultados duraderos en el tratamiento de las varices

01/04/2014

Las varices afectan a cuatro de cada diez mujeres. Sus efectos pueden ir más allá de la pesadez, el dolor o las repercusiones estéticas y su solución requiere de métodos que garanticen el abordaje del problema desde el origen.

Tratamiento de las varicesLas varices son venas superficiales dilatadas y tortuosas que se forman debido a una mal función del sistema de retorno venoso, principalmente las válvulas que impiden que estando una persona en pie la sangre retroceda hacia abajo.

Su tratamiento consiste en eliminar las venas que funcionan mal para que la sangre retorne por las que funcionan bien y mejorar, de esta forma, la circulación venosa.

DAR CON EL ORIGEN DEL PROBLEMA

Actualmente, existen distintas posibilidades para tratar las varices. En este sentido, es importante destacar que, tanto para obtener buenos resultados, como para minimizar riesgos durante el tratamiento, es necesario que la solución de las varices pase por localizar el origen del problema circulatorio.

“Ante un paciente con varices o varículas lo primero que tenemos que realizar es un estudio ecodoppler en bipedestación -es decir, con el paciente de pie- con el que comprobamos la situación de las venas profundas y superficiales de la pierna, localizamos el punto de origen de las varices y sus trayectos principales. Una vez que tenemos el “mapa de las varices” plateamos una estrategia adecuada para cada caso”, explica el Dr. Sánchez Guzmán, cirujano vascular del Hospital Nisa Sevilla Aljarafe.

TÉCNICA COMBINADA

En la mayoría de las ocasiones el origen de las varices se produce a nivel de la ingle, en la unión de la vena safena interna con la vena femoral; en otras dicho origen tiene lugar detrás de la rodilla (hueco poplíteo) o en algún otro punto de unión de las venas profundas y superficiales.

Para que el tratamiento de las varices sea efectivo y duradero es imprescindible siempre, además de quitar las venas visibles, cerrar dicho punto de origen. “Para ello”, afirma el Dr. Sánchez Guzmán, “la técnica más eficaz y segura es la ligadura quirúrgica de dicho punto”.

Desde hace unos años el equipo que coordina el Dr. Sánchez Guzmán ha optado, en la mayoría de los casos, por una técnica mixta, intentando aunar las ventajas de la técnica quirúrgica y de la esclerosis con espuma e intentando disminuir los inconvenientes de cada una de ellas por separado. Esta técnica consiste en la ligadura quirúrgica del cayado de la safena interna o externa -el cayado es la unión de estas venas safenas- con las venas profundas principales de la pierna -el fallo circulatorio en este punto provoca más del 90% de las varices- unido a la esclerosis retrógrada (hacia atrás) con espuma mediante un catéter que se introduce en la vena que se pretende inutilizar.

De izq. a drcha.: Dr. José María López, Dr. Antonio Bohórquez y Dr. Antonio Ramón Sánchez, del Hospital Nisa Sevilla Aljarafe.

De izq. a drcha.: Dr. José María López, Dr. Antonio Bohórquez y Dr. Antonio Ramón Sánchez, del Hospital Nisa Sevilla Aljarafe.

PROCESO RÁPIDO Y SEGURO

Este tratamiento está indicado en todo tipo de varices cuyo origen se encuentre localizado en la insuficiencia de la safena interna o externa, es decir, en la ingle o detrás de la rodilla. “Esto ocurre en el 90% de las varices con indicación quirúrgica”, afirma el Dr. Sánchez Guzmán.

La ligadura de cayado combinada con la esclerosis retrógrada con espuma se realiza en régimen ambulatorio y con anestesia local. Habitualmente, en una hora el paciente es operado y sale del hospital caminando con unas medias elásticas. El 80% de los casos no precisa nuevas sesiones de esclerosis; y el otro 20% una o dos sesiones postoperatorias. “Las principales ventajas de esta opción combinada parten del hecho de tener el control quirúrgico del punto de origen, minimizando las recidivas y complicaciones trombo-embólicas. Además, evita incisiones complementarias y disminuye la posibilidad de hematomas, lesiones neurológicas e infecciones”.

VENTAJAS DE LA TÉCNICA COMBINADA EN EL TRATAMIENTO DE VARICES

La ligadura quirúrgica del cayado de la safena interna o externa, realizada como paso previo a la esclerosis con espuma, aúna las siguientes ventajas:

  • Se controla el punto de origen mediante ligadura quirúrgica con anestesia local
  • Evita la recidiva
  • Evita que la espuma pase a los vasos profundos
  • Evita que el trombo formado pase a vasos profundos produciendo la temida trombosis venosa profunda y la posibilidad de un Tromboembolismo pulmonar
  • Se trombosa con espuma la vena incompetente principal y sus ramas varicosas, de manera que se inutilizan; esto:
    • Evita incisiones múltiples en la pierna.
    • Evita sangrados innecesarios.
    • Evita infecciones y lesiones neurológicas.
    • Disminuye el número de sesiones de esclerosis necesarias
    • Evita el ingreso hospitalario