Técnicas combinadas para garantizar el éxito en el tratamiento de litiasis (cálculos renales)

01/06/2008

Su tamaño y su ubicación condicionan la idoneidad de un determinado tratamiento. Y así, la experiencia y la destreza a la hora de combinar las distintas técnicas para combatir la litiasis -patología vulgarmente conocida como “piedras de riñón”- es fundamental para acabar con el problema. La Unidad de Litotricia del Hospital Nisa Virgen del Consuelo, pionera en la Comunidad Valenciana en el tratamiento de la litiasis, dispone de todas las técnicas para acabar con este transtorno renal.

La nueva Unidad de Litotricia dispone de distintas técnicas para optimizar resultados.

La nueva Unidad de Litotricia dispone de distintas técnicas para optimizar resultados.

La litiasis renal es una patología especialmente sensible a los factores ambientales y nutricionales. Así, en Europa son las zonas del Arco Mediterráneo las que presentan una mayor incidencia de la enfermedad debido principalmente al calor y a una insuficiente ingesta de líquidos.

LA IMPORTANCIA DE LA DIETA

El factor de riesgo que más pesa a la hora de desarrollar una litiasis renal es una ingesta insuficiente de líquidos. Tomar sal en cantidad, comer proteínas de origen animal en exceso, o abusar de la leche y sus derivados son otros factores de riesgo relacionados con la dieta. Sin perder de vista esta información, la mejor forma de prevenir la formación de cálculos renales es, explica el Dr. Boronat, responsable de la Unidad de Litotricia del Hospital Nisa Virgen del Consuelo, “beber líquidos en cantidad suficiente para orinar dos litros al día”. En este sentido, vino, cerveza, té y zumo de naranja son algunas de las bebidas que reducen el riesgo de la enfermedad, mientras que los refrescos de cola y algunos zumos como el de tomate, uva o manzana, no son recomendables.

DISTINTAS TÉCNICAS

La dotación tecnológica de la que en la actualidad dispone la Unidad de Litotricia del Hospital Nisa Virgen del Consuelo la capacita para realizar tres tipos de tratamiento: litotricia extracorpórea, litotricia intracorpórea (mediante láser) y litotricia percutánea. Ésta última está indicada para cálculos de más de tres centímetros de diámetro y en algunas otras situaciones concretas. Se trata de la extracción endoscópica de los cálculos. “Se realiza un agujero en la piel del riñón”, explica el Dr. Boronat, “y una vez dentro se fragmenta el cálculo o se interviene sobre el mismo, bien resecando un tumor, bien seccionando una estenosis de la unión pielouretral”. Esta técnica se apoya en un ecógrafo con sistema de punción ecodirigida.

Los casos de litiasis complejas, fundamentalmente litiasis coraliformes, son tratados por vía abierta con control ecográfico con transductor de alta frecuencia para minimizar la incidencia de litiasis residual. Cabe destacar que este tipo de litiasis es la que más recidivas produce y la que más dificultades presenta a la hora de dejar el riñón libre de cálculos.

La ubicación de los cálculos renales y su tamaño pueden dificultar el éxito del tratamiento. Por eso, y en aras a optimizar los resultados, es importante poder y saber combinar adecuadamente las distintas técnicas disponibles y planificar un tratamiento integral que acabe con el problema. La dilatada experiencia del equipo que coordina el Dr. Boronat desde el Hospital Nisa Virgen del Consuelo avala la idoneidad de los tratamientos que desde esta Unidad de Litotricia se dispensan.

secciones: nefrología