Tratar el cáncer de forma inmediata

28/01/2015

Miedo. Ansiedad. El primero, después del diagnóstico. La segunda, durante la espera para recibir el tratamiento que empiece a combatir la más temida de las enfermedades. En el Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo los tratamientos que precisan urgencia pueden dispensarse en las siguientes 24 horas tras la llegada del paciente al hospital.

En el Servicio de Oncología Radioterápica los casos de urgencia pueden ser estudiados, planificados y administrados en 24 horas.

En el Servicio de Oncología Radioterápica los casos de urgencia pueden ser estudiados, planificados y administrados en 24 horas.

En el Hospital Nisa Virgen del Consuelo el inicio del tratamiento de radioterapia en enfermos oncológicos se reduce a 24 horas. En casos de urgencia, las pruebas necesarias para la planificación del tratamiento y el inicio de éste se realizan el mismo día que el paciente llega al servicio con un diagnóstico de cáncer.

LA CONDENA DE LA ESPERA

“En veintiocho días un tumor cerebral puede doblar su tamaño”, asegura el Dr. Luis Larrea, responsable del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo. La extrema beligerancia de algunos tipos de cáncer convierten las temidas listas de espera “aun cuando en determinados tratamientos están especialmente acotadas en el tiempo- en incompatibles con la esperanza de vencer la batalla contra el cáncer. Este escenario se plantea, por ejemplo, en casos de cáncer de cabeza y/o cuello con ganglios afectos.

“Hay estudios que muestran que”, afirma el Dr. Larrea, “las posibilidades de control de la enfermedad si el tratamiento combinado de cirugía, quimioterapia y radioterapia se realiza antes de tres semanas ronda el 80%. Después las esperanzas caen en picado, “disminuyendo hasta el 40% pasadas seis u ocho semanas”.

TRATAMIENTO EN 24 HORAS

En el Hospital Nisa Virgen del Consuelo las distintas pruebas necesarias para la planificación del tratamiento -TAC de simulación, etc.- se realizan de forma inmediata con el objetivo de iniciar el tratamiento oncológico en un plazo de 24 horas cuando es necesario.

Para que así sea, el equipo del Servicio de Oncología Radioterápica se responsabiliza de gestionar al paciente exploraciones complementarias y trámites administrativos de forma que éste y su familia no sufran situaciones incómodas. “Todo nuestro equipo trabaja alrededor del paciente ayudándolo para restar negatividad a su enfermedad y eliminar tensiones innecesarias en momentos tan delicados”, explica el Dr. Larrea.

La agilidad de este servicio Nisa se traduce en resultados muy positivos en casos oncológicos especialmente complicados, como aquellos que han desarrollado varias metástasis. “Podemos, por ejemplo, tratar tres metástasis cerebrales con radiocirugía antes de dos días desde que se nos lo solicita; el control de la enfermedad metastásica alcanza un 90%”.

El servicio de dirige el Dr. Larrea funciona también como centro de consulta para una segunda opinión para pacientes con cáncer, si bien es cierto, según reconoce el mismo doctor, “la mayoría de veces nos encontramos con casos bien llevados”.

En 2013, el Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo realizó cerca de 30.000 actos terapéuticos.

RESULTADOS ANTE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Recientemente, el Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo presentó en el congreso que la Asociación Americana de Oncología Radioterápica (ASTRO) celebró en San Francisco (EEUU) los resultados extraídos de la radiocirugía aplicada al cáncer de pulmón en la serie más larga realizada en España y control de más del 95% de pacientes. En este sentido, cabe destacar que el Hospital Nisa Virgen del Consuelo se sitúa entre los de más experiencia en tratamientos de radiocirugía de toda Europa.

Ramón Sierra.

Ramón Sierra.

CONFIANZA Y CELERIDAD EN LOS TRATAMIENTOS ONCOLÓGICOS

“Estoy convencido de que la actitud con la que te enfrentas a la enfermedad ayuda a combatirla”. Desde su diagnóstico, un carcinoma de próstata, Ramón Sierra convirtió su convencimiento en un mantra.

Llegó al Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo con la fuerza que da la seguridad de querer afrontar la adversidad de cara. El trato recibido desde el principio y la celeridad en los trámites hizo el resto.

“Desde el principio me sentí totalmente arropado y me animaron a confiar. Y así lo hice. De hecho, el tratamiento no lo elegí yo. Simplemente le pregunté al Dr. Larrea qué haría en mi caso. Confié en su criterio y me sometí a una braquiterapia”, recuerda.

Sin duda, la positividad de Ramón ayudó a acuñar en su memoria su paso por Nisa como una experiencia enriquecedora. Sin embargo, el propio Ramón admite que “no hubiera sido igual sin ese equipo de enfermeras; son extraordinarias. ¡Tanto es así, que entre visita y visita tenía ganas de ir a verlas!”.