Un paso por delante del Alzheimer

01/12/2010

El aumento progresivo de la esperanza de vida tiene también su lado oscuro: vivimos más, pero a costa de perder calidad de vida en la última etapa. El mal de Alzheimer amenaza con convertirse en la pandemia del siglo XXI.

AlzheimerUno de cada diez mayores de 65 años lo padece. El porcentaje se dispara hasta un 40% entre los octogenarios.

El Alzheimer coincide en el tiempo con el envejecimiento; algo que en nada ayuda a su diagnóstico precoz, tan necesario para ralentizar el desarrollo inexorable de la enfermedad.

En el Hospital Nisa 9 de Octubre, los doctores Antonio del Olmo (neurólogo) y José Mazón (neuropsicólogo) luchan por detectar el deterioro cognitivo en sus fases iniciales, antes de entrar en sus fases de demencia.

“La tendencia a no dar importancia a los fallos de memoria, repetición de preguntas, o a no encontrar la palabra adecuada, asociando estos síntomas a la edad, puede suponer la no detección de un deterioro cognitivo incipiente. Si se retrasa el diagnóstico de estos procesos y se realiza en fase de demencia, aunque sea en estadio leve, ya es demasiado tarde para prevenir, revertir y controlar la inexorable progresión del deterioro cognitivo”, explica el Dr. del Olmo.

Equipo. Los doctores del Olmo y Mazón tratan el deterioro cognitivo en el Hospital Nisa 9 de Octubre.

Equipo. Los doctores del Olmo y Mazón tratan el deterioro cognitivo en el Hospital Nisa 9 de Octubre.

FALLOS DE MEMORIA

El trastorno de memoria suele ser el síntoma inicial de la enfermedad de Alzheimer, por lo que es importante una evaluación adecuada de este problema, así como de todos los factores de riesgo -hipertensión, diabetes, colesterol, etc.- que pueden dañar nuestro cerebro. Para ello, matiza el Dr. del Olmo “trabajamos desde una consulta integrada neurológica (valoración de factores de riesgo, exploración física y neurológica completa) y neuropsicológica (realización de test cognitivos apropiados) con el fin de emitir un informe conjunto integrado sobre la situación funcional cognitiva, un análisis de los factores de riesgo de demencia y un programa estratégico de seguimiento personalizado para abordar las diferentes terapias tanto farmacológicas como no farmacológicas”.

Como en toda consulta de neurología, prosigue “se indicarán todas aquellas pruebas complementarias (analíticas, técnicas de neuroimagen,…) que puedan completar el estudio clínico y neuropsicológico referido, siempre con criterios científicos demostrados y con las más modernas técnicas diagnósticas de las que dispone el Hospital Nisa 9 de Octubre”.

VALORACIÓN EN CHEQUEO MÉDICO

Los avances en el estudio y tratamiento del deterioro cognitivo y la importancia de su diagnóstico precoz han llevado a la Unidad de Chequeos del Hospital Nisa 9 de Octubre a incluir, de la mano de los doctores del Olmo y Mazón una valoración de la salud cognitiva del paciente.

Ante una sospecha certera de deterioro cognitivo o demencia, bien establecida tras el chequeo o con anterioridad por otros profesionales, los doctores Mazón y del Olmo precisan su diagnóstico (existen muchos tipos de demencia) y prescriben el mejor abordaje terapéutico tanto farmacológico como no farmacológico, con el consiguiente plan personalizado de seguimiento clínico y neuropsicológico.

La enfermedad de Alzheimer es el trastorno neurodegenerativo responsable del 60% de las demencias en mayores.

secciones: neurología