Una nueva técnica quirúrgica mejora el pronóstico de los pacientes con tumores cerebrales

neurocirugía9/10/18

El equipo de Neurocirugía del Hospital Vithas Nisa Sevilla, que dirige el Dr. Fernando Durand, ha realizado con éxito la extirpación de un tumor cerebral guiado por fluorescencia. Esta novedosa técnica permite estar visualizando a través de un microscopio neuroquirúrgico las células “malignas” que invaden el cerebro, mejorando la eficacia en su resección quirúrgica.

Para poner en marcha este nuevo método es necesario tener en cuenta 3 factores importantes: un sofisticado microscopio quirúrgico, un marcador tumoral fluorescente (5-ALA) y un equipo de neurocirujanos experimentados, familiarizados con la cirugía del glioma maligno y con la anatomía cerebral.

Procedimiento

Unas horas antes de la intervención, el paciente debe ingerir el marcador tumoral 5-ALA, este agente “fotodinámico” es metabolizado por el tejido cerebral produciendo una sustancia fluorescente que sólo marca las partes del tejido cerebral afectados por el tumor. Esto permite que, durante la intervención quirúrgica, el neurocirujano pueda apreciar con detalle el alcance del tumor y distinguir entre el tejido sano (azul) y el tejido afectado (rosa).

Según el Dr. Durand Neyra, “esta técnica mejora de forma significativa la tasa de resecciones completas del tumor, permitiendo aumentar la supervivencia en estos pacientes, libres de la progresión de esta enfermedad y mejorar su calidad de vida”.

Además de la tecnología utilizada, la intervención fue posible gracias a la habilidad y experiencia de los neurocirujanos Fernando Durand Neyra y Ariel Kaen.

Gliomas malignos

Para la medicina actual el tratamiento de los gliomas malignos supone un reto, tanto por su frecuencia como por la agresividad de los mismos. Tampoco se conocen las causas de los gliomas, aunque un 5 por ciento se asocia a factores genéticos.

Un glioma cerebral se produce cuando, por razones desconocidas, las células que conforman el cerebro, empiezan a crecer de forma autónoma y un tanto desordenadas.

Para el abordaje de los mismos, ya existe evidencia científica que, a mayor resección tumoral, el paciente resulta más beneficiado. De momento, el marcador tumoral 5-ALA se emplea en gliomas de alto grado o malignos.

Un resultado que permite aumentar la supervivencia libre de progresión de enfermedad. El tratamiento quirúrgico constituye el primer paso de tratamiento que también incluye radioterapia y quimioterapia.

secciones: neurocirugía