Vigilar nuestra piel después del verano

vigilar la piel después del verano08/09/2017

La dermatoscopía es la técnica más precisa, nada invasiva y sencilla en el diagnóstico del cáncer de piel. El dermatoscopio “amplía el tamaño de la piel de manera que hace visibles el color y la estructura de la piel que a simple vista no se pueden apreciar”.

Todas las imágenes son almacenadas, protegiendo la privacidad del paciente, y son comparadas en las siguientes revisiones. Esto permite realizar una exhaustiva detección y seguimiento de mínimas lesiones imperceptibles por el ojo humano que puedan derivar en un posible cáncer de piel.

Para los dermatólogos, toda piel que durante el verano haya sido sometida a excesos solares presenta daños estructurales. En este sentido, la doctora Gracia del Río, que dirige la Unidad de Dermatología del Hospital Vithas Nisa Sevilla, recomienda que tras este periodo veraniego sería recomendable revisar la piel con un dermatoscopio, “una herramienta que nos ayuda a luchar contra el cáncer de piel, ya que la detección precoz es fundamental para hacer frente a una mancha en la piel de origen maligno”. El melanoma no es el más frecuente de los cánceres de piel, pero si el más peligroso, según reconoce la especialista.  Es el causante del 80% de los fallecimientos por este tipo de cáncer. Y afecta principalmente a personas jóvenes.

“La dermatoscopia aumenta significativamente el diagnóstico clínico de las lesiones melanocíticas, no melanocíticas, benignas y malignas de la piel, con una mejoría en el diagnóstico del melanoma del 10% hasta el 27%”, según reconoce Roberto H. Johr, dermatólogo del Hospital Regional de Boca Ratón (Miami) y autor de varias publicaciones sobre el uso del dermatoscopio.

La Unidad de Dermatología del Hospital Vithas Nisa Sevilla incorporó el dermatoscopio de Alta Resolución en 2016, lo que ha permitido una mejora significativa en diagnóstico, “principalmente lo que más nos interesan son los nevus o lunares”, reconocen los dermatólogos de este hospital.

 

        ¿Quién debería revisar su piel al finalizar el verano?

·         Las personas que tienen la piel clara o sufren quemaduras solares con facilidad

·        Sufrieron quemaduras solares durante el verano o en la infancia

·        Pasan muchas horas expuestos al sol por trabajo o por ocio

·        Se exponen al sol de forma intensa en cortos periodos de tiempo

·        Utilizan cabinas de bronceado

·        Tienen más de 20 lunares

·        Tienen antecedentes genéticos de cáncer de piel

·        Tienen más de 50 años

·        Se han sometido a un trasplante de órganos

secciones: dermatología