Vuelta al cole… Pero accesible

5/09/2017

En España, el 80% de los niños con necesidades educativas especiales están integrados en el sistema ordinario escolar, mientras que solo el 20% restante, se encuentra en centros de educación especial.

Los beneficios de encontrarse integrados son múltiples, pero tanto ellos como el entorno familiar conocen las dificultades que pueden presentarse. Por eso, en este inicio escolar, el Servicio de Neurorrehabilitación de Hospitales Vithas Nisa ha realizado la campaña #ColeAccesible con la que quieren concienciar desde sus redes sociales de las dificultades que tendrán muchos de sus pacientes en su inicio escolar.

CAMPAÑA #COLEACCESIBLE

Según el Dr. Joan Ferri, Director del Servicio de Neurorrehabilitación de Hospitales Vithas Nisa, uno de los primeros pasos para la reincorporación escolar debería ser mejorar los conocimientos en el entorno y por este motivo hemos creado esta campaña que llevaremos a cabo durante la primera quincena de septiembre con el objetivo de llegar al mayor número de alumnos y profesores.

En nuestro caso concreto, señala Ferri, gran cantidad de estos pequeños que acuden a nuestros centros presentan por diferentes causas, alteraciones en las habilidades motoras finas. Cuando hablamos de habilidades motoras finas y/o destrezas manipulativas, nos referimos a movimientos específicos de las manos que no necesitan un gran esfuerzo de los grupos musculares implicados, pero sí una gran precisión. Dentro de estos movimientos podemos incluir la realización de las diferentes pinzas, los movimientos disociados de los dedos, las habilidades intramano y la coordinación ojo mano.

Todo el material escolar requiere de unas buenas habilidades motoras finas para poder utilizarlos, desde abrir la cremallera de una mochila o estuche, hasta coger un lápiz o una tijera.

Por ejemplo, explica el director de la Unidad de Hospitales Vithas Nisa, la tijera para cortar y el lápiz para escribir son herramientas cuya eficacia aumenta si el agarre que realizamos es el correcto. Un agarre ineficiente afecta de manera negativa al control del movimiento, lo que provoca mayor gasto energético, molestias y una realización inadecuada de la acción como, por ejemplo, letra ilegible, lentitud al hacer las tareas o no poder recortar siguiendo una línea…

Por esta razón, hemos pensado que sería interesante difundir diferentes dificultades físicas y psicológicas a las que se enfrentan muchos niños y adolescentes a la hora de estudiar, en estas fechas en las que la vuelta al cole es inminente.

secciones: daño cerebral